Derechos HumanosFederalesJusticiaSociedad

Entre Ríos: Genocida que torturó, ahora figura sin antecedentes penales

Además está habilitado como MÉDICO

El sistema de registro para datos personales en Argentina, estaría tropezando -cuando no, cayendo- con las zonas no modernizadas de la Información.

Sin un oficio judicial, se pueden cometer groseros errores como el que figura en el DNI de un genocida, partícipe necesario del Terrorismo de Estado como Hugo Mario Moyano, a quien no le figuran sus antecedentes penales como uno de los peores criminales de la dictadura en el país.

El Sistema de Identidad Digital (SID) es una plataforma desarrollada íntegramente por el Estado que permite validar la identidad a distancia y en tiempo real con el Renaper mediante factores de autenticación biométrica.

Es producto de un trabajo conjunto entre el Ministerio del Interior y la Secretaría de Innovación Pública con el objetivo de poner la tecnología e innovación al alcance de todos los ciudadanos para que tengan la posibilidad de acceder a servicios o realizar trámites desde cualquier dispositivo electrónico con conectividad móvil.

Hasta allí la propaganda nos brinda en apariencia un excelente servicio, pero luego en campo -en la realidad- nos encontramos con que HUGO MARIO MOYANO es un ciudadano sin mácula alguna pese a los horrores que infringió sobre sus víctimas, durante la dictadura de los setenta.

Este médico civil de Paraná está imputado por cometer crímenes contra la humanidad en conjunto con el Segundo Cuerpo del Ejército. Se lo acusa de torturar y falsificar actas de defunción. Anteriormente fue puesto en libertad por la ley de Obediencia Debida.

A pesar de haber cometido crímenes contra la humanidad, Moyano continúa disertando en importantes universidades del país. Además fue jefe de Otorrinolaringología en los hospitales San Roque y San Martín de Paraná (Entre Ríos). Presidió la Sociedad de Otorrinolaringología del Litoral, durante 1991 y 1992 y estuvo a cargo de la Sociedad Entrerriana en el 2005-2006. De 1996 a 2003 fue docente de la UDAM, dependiente de la Facultad de Medicina de Rosario.

El Círculo Médico de Paraná emitió el viernes por la noche un comunicado dando su versión sobre lo ocurrido con el otorrinolaringólogo Hugo Mario Moyano, que cumplió una condena de 10 años de prisión por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura, y recientemente fue autorizado para volver a ejercer la profesión.

La entidad sostuvo que, una vez conocida la noticia, le suspendió el trámite del cobro de honorarios a su asociado, al tiempo que responsabilizó al Ministerio de Salud de la provincia por haberle rehabilitado la matrícula a un genocida.

El Círculo que nuclea a los profesionales de la salud del departamento Paraná informó que “no otorgó ninguna autorización” para que Hugo Mario Moyano pueda ejercer la profesión detalla el diario entrerriano análisis digital.

“Nuestra asociación carece absolutamente de facultad para habilitar el ejercicio de la profesión médica, dado que no tiene el control de la matrícula”, expresaron en el comunicado.

Las habilitaciones profesionales en Argentina

“Entre Ríos es una de las pocas provincias en el país que no cuenta con la Colegiación Médica. Se trata de una entidad necesaria para velar por un control efectivo de la matrícula y que a su vez pueda comprender y atender, conjuntamente con el Estado provincial, los verdaderos problemas del sistema de salud. La institución se torna un actor esencial e imprescindible para el diseño y la redefinición del sistema de salud provincial”, enfatizaron.

Con respecto a la habilitación de Moyano para ejercer la profesión, el Círculo Médico aclaró que, al no ser Colegio, no cuenta con esa facultad sino que la competencia para la autorización del ejercicio de la medicina es exclusiva del Estado provincial, que otorga las matrículas profesionales.

El Círculo Médico “se limitó a recepcionar de parte de Moyano la documentación habilitante provista por el Ministerio de Salud provincial, incluyendo las constancias emitidas por las autoridades provinciales pertinentes que garantizan que su matrícula está habilitada”, dice el escrito difundido.

“Es absolutamente falso que nuestra institución haya habilitado al Dr. Moyano a ejercer la profesión porque no tenemos la facultad para realizarlo. No obstante, hemos decidido suspender preventivamente la tramitación relativa al cobro de los honorarios de Hugo Mario Moyano y solicitaremos inmediatamente al Ministerio de Salud de la provincia que nos informe respecto a su matriculación y las razones por las cuales se lo habilitó para ejercer la profesión», señalaron.

Aunque las denuncias y la condena judicial contra el médico represor son ampliamente conocidas en la capital entrerriana, la entidad indicó que “nunca contará entre sus asociados a profesionales médicos que hayan sido parte del terrorismo de Estado ya que se enfrenta con el espíritu y valores esenciales de la actividad médica. El Círculo jamás albergará a genocidas que hayan participado de uno de los momentos más trágicos de la historia de nuestro país”.

Finalmente indicaron que el Círculo Médico puso a disposición de la comunidad, las organizaciones de la sociedad civil y los órganos del Estado toda su información pública para consultar lo que sea necesario referido a este caso y en general sobre la actuación y transparencia institucional.

Agregaron que pedirán al Juzgado Federal de Paraná y a la Cámara Federal de Apelaciones, que les informen de la situación procesal de Moyano, y el estado de las causas en trámite “a los fines de tomar las decisiones institucionales que por nuestro estatuto correspondan”.

Colabora con Infobaires24
Suscribite a nuestro canal de youtube TIERRA DEL FUEGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Tiene un bloqueador de publicidad Activo

Por favor desactive su bloqueador de anuncios, Infobaires24 se financia casi en su totalidad con los ingresos de lass publicidades