Persecución política en la Ciudad: Quieren expulsar a una alumna por militante


Una alumna de la Escuela de Arte Yrurtia denuncia que las autoridades del colegio buscan expulsarla del colegio debido a su actividad en el Centro de Estudiantes.

Malena Briones es una de las principales referentes del Centro estudiantil de la Escuela de Arte Yrurtia, a la que asistía hasta el año pasado. Según denuncia, la persecución comenzó en 2016, cuando los docentes le computaban las faltas por asistir junto al centro de estudiantes a los paros y movilizaciones que realizó la comunidad educativa en contra de las políticas de ajuste del Gobierno nacional y porteño. Aunque las autoridades escolares están obligadas a proteger la actividad de los centros y a pesar de tener buenas notas, Malena perdió la regularidad y finalmente, repitió.

Desde el Centro estudiantil, la joven se sumó a la lucha por conseguir el boleto educativo gratuito, impulsó charlas contra la violencia de género y exigió que se cumplan los plazos de las reformas edilicias de su escuela. Estas acciones, denuncia, siempre causaron un gran malestar en la directora de la institución, Adriana Vallejos y en su profesora de Biología, Victoria Troiani, quienes se lo expresaron explícitamente.

Luego de haber perdido el año, Malena asistió junto a su padre al colegio para volver a cursar el 4to año. Según consta en el reglamento escolar, es obligatorio conceder la vacante cuando se repite el año por primera vez. Sin embargo, las autoridades escolares le comunicaron a la joven que no había lugar en ninguno de los dos cursos.

Cuando se demostró la falsedad de esa explicación, la directora Vallejos, quien se ha manifestado a favor del Gobierno de Cambiemos e incluso tiene una foto con el presidente Mauricio Macri, no tuvo otra opción que responder que no le concederían la vacante por “mala conducta”, refiriéndose así al desarrollo de actividades políticas dentro de la escuela.

“Aquello que llaman mala conducta, yo lo llamo defenderse de los abusos de los docentes, del maltrato y la discriminación que sufre por ser identificada como -cito las palabras de los docentes- “cabecilla” de los activistas”, señaló la mama de Malena, y contó que así lo manifestó la profesora de Biología durante un Consejo Consultivo del 2016.

“El grado de violencia implícita existente que hay en esta serie de actos no se puede continuar tolerando. Esta es la escuela que mi hija eligió. Hoy, a sólo dos años de terminar el secundario y la carrera artística, la vuelve a elegir esperando que las diferencias políticas no sean ya un problema para continuar estudiando”, agregó.

Hoy Malena concurrirá al Yrurtia en busca de una respuesta a la carta de su progenitora. Asimismo, los estudiantes organizan una asamblea para resolver las medidas de lucha que tomarán para apoyar a su compañera.

Comentarios

comentarios

×