Sin definiciones en la nueva audiencia en Nueva York


En la audiencia, que se extendió más tiempo que los 35 minutos inicialmente previstos, el Citibank pidió a la Corte de Apelaciones un “stay” o amparo para poder pagar los próximos vencimientos a los bonistas con títulos reestructurados, mientras que la Argentina, por su parte, argumentó la imposibilidad de diferenciación de bonos pedida por Griesa, entre otras cuestiones.

La Corte de Apelaciones no tiene plazo para emitir un pronunciamiento al respecto, aunque se presume que será en el corto plazo debido a que el próximo vencimiento de deuda que debe abonar Argentina es el próximo 30 de septiembre.

En este contexto, tanto la Argentina como el juez e incluso los fondos buitre solo van tomando medidas que hagan pasar el tiempo, ya que, recordó que en el mes de Enero próximo vencerá la famosa cláusula Ruffo, que le permitiría a nuestro país, renegociar con un margen de maniobra mucho más amplio que en la actualidad.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×