Manzur responde los desafortunados dichos de Frigerio

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El Frente para la Victoria (FpV) celebró este sábado con un asado el año de gestión del gobernador Juan Manzur, tribuna que aprovechó para mostrar unidad y también para repudiar los dichos del ministro del Interior macrista, Rogelio Frigerio, quien el día anterior había deslegitimizado su triunfo en la provincia, al decir que “se ganó la elección a nivel nacional y, digan lo que digan, también en Tucumán”. 

El gobernador tucumano, su vice, Osvaldo Jaldo, el senador nacional, José Alperovich y la presidenta del PJ, Beatriz Rojkés, con ministros y secretarios; legisladores provinciales; intendentes y concejales y comisionados comunales, dieron el marco de unidad y respaldo para responder en duros términos los dichos del ministro del Interior, que sorprendieron e irritaron al oficialismo.

En directa alusión a Frigerio, Manzur dejó de lado la prudencia y pronunció el discurso con más definiciones políticas desde que asumió. “Algunos celebran y critican desde un hotel cinco estrellas. A nosotros nos gusta venir a Ranchillos, nos gusta estar con nuestra gente”, al tiempo que acusó a la oposición de agraviarlos.

Algunos celebran y critican desde un hotel cinco estrellas. A nosotros nos gusta venir a Ranchillos, nos gusta estar con nuestra gente

Al referirse a los dichos del ministro cuestionando la legitimidad de su triunfo en las elecciones de 2016, Manzur ironizó diciendo que: “Pasó un año y sigue discutiendo lo mismo. En poco tiempo van a pedir un nuevo conteo. El problema se dará porque verán que les ganamos por más votos”.

El mandatario enrostró al gobierno nacional el apoyo de diputados y senadores de la provincia en el Congreso Nacional al señalar que: “ni Manzur ni Jaldo van a traicionar el proyecto. Tenemos que mirar a veces para otro lado, tragar algunos sapos y votar cosas que no queremos”, reconoció, aunque aclaró que lo hacían, “pensando en el bien de Tucumán”.

No estamos dispuestos a cambiar bolsas de cemento por lealtad política. Somos buenos, pero no tontos.

Pidió a los dirigentes no comprometerse con la Nación en cuestiones que vayan “más allá de las obras”: “esto es una decisión política. No estamos dispuestos a cambiar bolsas de cemento por lealtad política. Somos buenos, pero no tontos. Como dije hace un año, somos mansos pero no le metan el dedo en el traste al elefante”.

Advirtió que harán respetar la voluntad popular y auguró que el año que viene volverán a ganar las elecciones. Al bajar del escenario, Manzur afirmó que le llamó la atención lo que dijo Frigerio. “Lo conozco y es democrático. No fue una frase feliz, es desconocer lo que los tucumanos votaron. Fue inoportuna”, concluyó. (InfoGEI)

Comentarios

comentarios