La revolución de la alegría también se llevó puesta a los manteros de la calle Avellaneda


Luego de varios allanamientos, la Policía desalojó a palazos a los vendedores de la emblemática calle de Flores.

En la calle Avellaneda, en la ciudad de Buenos Aires, lugar donde se consigue la ropa más barata, la Policía Federal realizó un operativo y confiscó la mercadería a manteros.

Los vendedores de las calles intentaron defender sus productos, se juntaron y recuperaron la mercadería que se les había sustraído. Esto generó tensión por lo que la Policía decidió actuar y golpeó a varios de los manteros.

Según el diario Crónica, la gente de locales que dan a la calle, por el miedo cerraron sus puertas, mientras que otros cerraron y no tuvieron tiempo de salir, por lo que cerraron y quedaron adentro del comercio.

Comentarios

comentarios

×