Duras críticas de Hebe de Bonafini al Chino Navarro y a su esposa


Escribe Nicanor Zambrano, especial para InfoBaires24

Fue en su discurso de los jueves en la tradicional marcha en Plaza de Mayo. 

El mediático diputado provincial y líder del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro y su esposa, Nancy Gaute, han sido beneficiados por la política. Navarro es diputado en Buenos Aires y Gaute es responsable del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora. Hebe criticó las condiciones en que ofrece al público el nosocomio en una gestión que estima como altamente deficitaria y carente de sentido solidario.

La familia unida y cortesana

Hebe de Bonafini volvió a sorprender al tocar resortes íntimos del peronismo de la provincia de Buenos Aires, donde por lo visto es posible que algunos de sus dirigentes, con más cargos que votos, hayan aprovechado acuerdos con diferentes sectores políticos para aumentar su círculo de poder.  Abundó también en críticas al Presidente Mauricio Macri y a Cambiemos, sin ahorrarse términos.

Al referirse a la situación del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, Hebe expresó que con la actual gestión  de Nancy Gaute se encuentra en calamitoso estado de abandono. “La semana que pasó y sobre todo la anterior fue una semana muy dura para nosotras porque una de nuestras Madres, Chela, se puso muy mal. Por suerte está muy bien ahora, pero desgraciadamente se cayó en el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde la internaron”, relató e hizo referencia a la deficiente atención y la falta de preocupación de sus autoridades por la suerte de la población más necesitada.

“Ese hospital, cuando lo dirigía Carlos Oviedo, un gran sanitarista, parecía una clínica suiza. La gente del PAMI tenía la medicación gratis porque la hacían ahí. Todo Lomas de Zamora se atendía a las mil maravillas. A nuestra compañera la pusieron en un pasillo durante 24 horas, en una camilla tapada con un trapo y después no la atendieron como correspondía. Tuvimos que sacarla y llevarla a otra clínica para que la operen”, amplió.

La gravedad de los dichos de la dirigente de Madres no tuvo hasta el momento una réplica de Navarro que incluso, desde su labor como diputado, conformó una productora mediática que lo hace conductor de diversos ciclos.

Hebe de Bonafini dijo además sobre la esposa de Navarro, Nancy Gaute: “El Gandulfo está en manos de la mujer del Chino Navarro y ahora pasó a ser la clínica del doctor Cureta. Había una historieta muy linda en la que el Dr. Cureta tiraba abajo las clínicas, se llenaba los bolsillos de plata, y no le importaba cuánta gente moría para que él fuera rico. Eso es lo que está pasando en el Hospital Gandulfo, con la mujer del Chino Navarro, con el Chino y compañía y la puta madre que lo parió”, dijo Hebe, fiel a su estilo.

Eso es lo que está pasando en el Hospital Gandulfo, con la mujer del Chino Navarro, con el Chino y compañía y la puta madre que lo parió.

Cureta, cabe recordar, fue una éxitosa historieta que hizo célebre la revista “Humor” y que llegó al cine con singular repercusión.

Lo relevante de la crítica de Bonafini se debe a que cuestiona aspectos que hacen al propio espacio, donde algunos diputados o políticos, se transformaron en cortesanos amparando a sus familias con cargos y prebendas, que van en desmedro de la construcción política y generan diferencias entre la militancia. Tiene ahora la palabra el Chino Navarro.

Comentarios

comentarios