Brasil: Dilma y Lula da Silva fueron ovacionados al inaugurar una obra


Los dos referentes del PT inauguraron una obra que se desarrolló durante sus Gobiernos y que el golpista Michel Temer trató de apropiarse.

En ese marco, Lula Da Silva reafirmó que será candidato en 2018, “para ganar y recuperar la alegría de este país”.

Durante el acto, el exmandatario Lula Da Silva rechazó los intentos de Michel Temer de atribuirse la obra inaugurada este domingo pasado, que comenzó a construirse durante su primer gobierno y continuó durante la gestión de Dilma Rousseff, refiere Prensa Latina.

Rousseff inauguró una obra que brindará agua a los habitantes de la ciudad de Monteiro, en el estado de Paraíba, al nordeste de Brasil.

La obra de transposición del río San Francisco fue iniciada por el Gobierno de Lula Da Silva y estaba casi concluida en el momento del golpe parlamentario contra Rousseff.

El lugar se vio colmado por miles y miles de personas que se acercaron para apoyar a los dos referentes del Partido de los Trabajadores (PT) y para reivindicar las tareas hechas durante sus Gobiernos. “Estoy muy orgullosa de ver el agua venir aquí, luché mucho para esto junto con Lula”, remarcó Rousseff.

Por su parte, el ex mandatario señaló: “No soy un profesional, no soy letrado, no fui a la Universidad, pero desde mis siete años sé lo que es cargar tobos de agua para cocinar y bañarme, sé lo que es tener una barriga grande llena de cosas malas por tomar agua sucia, tengo honor, y estoy orgulloso de poder contribuir en que este pueblo tenga hoy agua”.

Lula Da Silva remarcó que será candidato en las elecciones presidenciales de 2018 y afirmó que “mientras ellos piden a Dios para que yo no sea candidato, yo les digo que si voy es para ganar y recuperar la alegría de este país”.

En ese marcó, Rousseff aseguró: “Tenemos una reunión prevista con la democracia y es en octubre de 2018”.

Por otra parte, rechazó los intentos del gobierno de derecha de evitar su posible candidatura presidencial para el año 2018, promoviendo una intensa campaña mediática y de falsas acusaciones de corrupción.

“No sé si estaré vivo para ser candidato en 2018, pero sí sé que quieren intentar evitarlo’, alertó el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, citado en la nota.

En este punto coincidió la presidenta Dilma Rousseff, quien advirtió que el golpe de Estado en Brasil continúa, pero que ahora irá dirigido a los candidatos progresistas.

“El segundo golpe es impedir que los candidatos populares, entre ellos Lula, puedan competir en 2018, cuando tenemos marcado un encuentro para decidir los destinos de la nación. Solo el agua de la democracia va a lavar el alma de Brasil”, subrayó.(Fuente:diariocontexto.com.ar)

Comentarios

comentarios

×