El atropello policial no cede en Quilmes

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Los oficiales requisan y demoran a jóvenes por portación de caras. En un video se observa como los hacen bajar del colectivo, con escopetas, sin mediar una explicación. 

El atropello policial no para y Quilmes no es una excepción. En el distrito que dirige el intendente Martiniano Molina,  la policía hizo bajar del colectivo a un grupo de jóvenes, mientras les apuntaban con escopetas. ¿La explicación? no la hubo.

“Venir de jugar a la pelota y te traten como si fuéramos chorros y que bajen con escopetas! Esta es la policía de Quilmes una vergüenza…”, escribió Braian en su cuenta de Facebook para contar el hostigamiento.

El hostigamiento se intensificó cuando el Tribunal de Justicia de Capital Federal falló para que los policías puedan identificar a las personas en la calle. En caso contrario, podrán trasladarlos hasta que se averigue la identidad.

Comentarios

comentarios