Un año de gestión de espalda al pueblo


Compartimos nota de opinión del Presidente del Bloque de Concejales del FPV-PJ Nacional y Popular de la Ciudad de LaPlata, concejal  Guillermo Cara, sobre el primer año de gestión de la Alianza CAMBIEMOS en esa Ciudad.

Se cumple un año de la asunción de la Alianza Cambiemos en la Nación, en la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de La Plata. Se cumple un año de gobierno para pocos, que quebró todas las promesas de campaña, y se empeñó en intentar destruir los derechos conquistados durante doce años. Se cumple un año de sostenida preocupación de los y las trabajadores, comerciantes, docentes, productores rurales e industriales, médicos, investigadores, empleados públicos y gente de a pie por la inflación, por estirar la plata hasta fin de mes; por no quedarse sin trabajo, ni dejar de generar empleo; por seguir produciendo y accediendo al consumo; por los salarios, para que alcancen. Se cumple un año sin crecimiento y sin mejoras para las grandes mayorías.

Esta lamentable situación se repite en nuestra Ciudad con el agravante de que, el desgobierno de los temas más sensibles para la ciudadanía, se combina con la recurrencia a la violencia estatal en cada represión a los trabajadores, en la trágica muerte de Emilia Uscamayta Curí y en los 20 funcionarios que acumulan graves acusaciones, denuncias penales o imputaciones. También, en la desprotección e inacción del Municipio ante los 6 conflictos laborales que se desataron este año y en el desempleo que pasó a representar el 6,9%. Además, este desgobierno se observa en la precarización laboral y en los sueldos magros de los cooperativistas a cargo del Municipio, así como en el aumento del 100% de las tarifas de servicios públicos locales.

Más aún, se hace evidente con la clausura de los centros culturales de la Ciudad y con el 48,19% de los niños y niñas que no tienen lugar en la escuela pública. También se ve en en los más de 150 asentamientos que están a la deriva porque este gobierno se ha desentendido de ellos. Encima, se expresa en los negocios millonarios que el Estado Municipal estableció con algunos empresarios -como Esur- y en la sostenida caída anual del 7% en las ventas minoristas que dejó a más de 6.000 comercios al borde de cerrar.

Se observa en la continua presencia policial y las vallas en el Palacio Comunal que, hace doce meses, le impide a la comunidad platense acercar sus demandas a sus representantes. Igualmente, se hace evidente con la vacancia de 58 funcionarios en algunos cargos fundamentales y la falta de transparencia de la información pública sobre el gobierno de los asuntos públicos.

Por todo lo anterior, el cierre de este convulsionado año habilita la realización de un balance sobre las decisiones políticas en las principales áreas de gobierno.

vemos que en un año de gestión el Intendente Julio Garro construyó un Estado enemigo, violento, vacante, vallado y empresario, de espaldas a la comunidad y, especialmente, a los trabajadores.

En primer lugar, creemos que en este tiempo sólo se han profundizado los problemas y se ha alejado la oportunidad de resolver los desafíos pendientes que tiene nuestro Municipio. Además, aunque estamos en la vereda de enfrente a este proyecto político, por nuestro firme compromiso con la democracia y nuestra confianza en las decisiones de nuestro pueblo hemos trabajado incansablemente para generar aportes y mejorar la vida de los platenses. Sin embargo, nuestras propuestas han sido sistemáticamente desechadas por las autoridades municipales que llegaron prometiendo diálogo, consenso y pluralidad de voces, y por ello esperamos que esto se corrija para el año próximo. Por último, vemos que en un año de gestión el Intendente Julio Garro construyó un Estado enemigo, violento, vacante, vallado y empresario, de espaldas a la comunidad y, especialmente, a los trabajadores.

Después de doce meses de una gestión lamentable, vemos que la potencialidad de la Ciudad y de los platenses está siendo rifada en un escenario que se torna cada vez más complejo para las grandes mayorías, frustrando las expectativas de los vecinos. Seguiremos, desde nuestro lugar, construyendo una alternativa para volver a soñar con una Ciudad con todos adentro.

Guillermo Cara

Comentarios

comentarios

×