Otro caso de negocio incompatible con el ejercicio de la función pública en el gobierno de Macri

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

La empresa Caputo S.A que posee el actual secretario de Finanzas de la Nación, Luis Caputo, consejero y amigo personal del presidente Mauricio Macri, se adjudicó la licitación para la construcción de la cuarta etapa y el equipamiento del Laboratorio del SENASA, además, luego de haber presentado la oferta más cara. La obra en cuestión es de $150 millones. Un nuevo caso de negocio incompatible con el ejercicio de la función pública por parte de un funcionario en la gestión del actual presidente.

La hipocresía de los grandes medios y de la entonces oposición política “republicana”, hoy en el poder, durante los mandatos de Cristina Fernández de Kirchner decía que había un “capitalismo de amigos”, cada vez que algún empresario privado se adjudicaba de manera legal y a través de licitación pública alguna obra, pero en 13 años de kirchnerismo, no se conoció que ningún funcionario público, que a su vez haya sido empresario, se adjudique obras públicas, y para colmo, presentando las ofertas más altas, lo que en significa lisa y llanamente un favoritismo a los amigos del poder y una violación de la ley 25.188 de Ética de la Función Pública.

El secretario de Finanzas, consejero y amigo personal de Macri, Luis Caputo , se adjudicó una obra púbica por $150 en el SENASA de Martinez, en abierta violación a la ley 25.188 de Ética de la Función Pública

Esta ley, en su Capitulo V “Incompatibilidades y y conflicto de Interés”, expresa con claridad en su Artículo 13 que “Es incompatible con el ejercicio de la función pública: “dirigir, administrar, patrocinar, representar, patrocinar, o, de cualquier otra forma, prestar servicio a quien gestione o tenga una concesión o sea proveedor del Estado, o realice actividades reguladas por éste, siempre que el cargo público desempeñado tenga competencia funcional directa, respecto de la contratación, gestión o control de tales concesiones, beneficios o actividades”.

Por este motivo, la adjudicación por parte del actual secretario de Finanzas del Gobierno nacional, consejero y amigo personal del presidente Mauricio Macri; Luis Caputo, se haya adjudicado esta obra pública -que en sus pliegos, además, supera en $15 millones respecto a la segunda licitación presentada por la empresa Cornovial S.A, es otra ejemplo más del despilfarro del dinero público para los amigos amigos del poder, por parte de la actual administración de gobierno.

 

Comentarios

comentarios