No podrán desalojar a todo el pueblo


La Organización Los Pibes hace años que viene resistiendo las políticas de expulsión que los sectores del capital especulativo inmobiliario en la Ciudad de Buenos Aires han desarrollado, fundamentalmente, contra los sectores humildes del sur de la CABA.

A la denuncia y la resistencia le han sumado muchísimas propuestas concretas de resolución del problema de la vivienda y el hábitat para los sectores populares. Sólo a modo de ejemplo, en el año 2015 inauguraron un complejo de viviendas de 33 unidades habitacionales. A sólo 2 cuadras de esta experiencia, que demuestra que se puede resolver en forma simple el problema del acceso a la vivienda popular, se han dado los últimos dos incendios que padecieron los vecinos del barrio de La Boca.

Fueron estos hechos los que despertaron la sospecha en la organización, y se vieron motivados a expresarse a través de un enfático comunicado:

“Denunciamos enfáticamente una política deliberada del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de expulsión del sujeto social no deseado de la Ciudad para regalar su producto, el suelo, a sus amigos empresarios. Los investigadores le han puesto nombre a esto: Gentrificación. Para esto el poder utiliza dos herramientas: los desalojos -algunas veces legales y otras no, pero siempre ilegítimos- y los incendios -algunas veces casuales, las más evitables y costosos-.

Denunciamos enfáticamente una política deliberada del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de expulsión del sujeto social no deseado de la Ciudad para regalar su producto, el suelo, a sus amigos empresarios.

En el último mes en el barrio han habido tres incendios, uno de ellos con víctimas fatales, en una zona que “casualmente” está delimitada por la Av. Pedro de Mendoza y por la calle Necochea. Los últimos anuncios pomposos del GCBA sobre desarrollo en la zona fueron el “Paseo de las Artes Don Pedro de Mendoza” (hoy en día ofrecido en los medios masivos para la inversión por el especulador inmobiliario Adrián Mercado) y la puesta en valor de la calle Necochea, la calle de las históricas cantinas.

Desde que el poder puso el ojo en esa zona, se ha vuelto más “incendiable”. Simples casualidades, no?

Exigimos al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y a la Justicia de la CABA la resolución concreta e inmediata de la situación que padecen las 11 familias víctimas del incendio de Ministro Brin y Suárez. La Ley 341 y la Usucapion son herramientas legales que permiten acceder a una solución definitiva, como lo han demostrado la Cooperativa de Vivienda “Los Pibes”, la Cooperativa de Vivienda “Crecer en Ministro Brin”, y las familias del “ConB” de Iberlucea 1249, por citar sólo los últimos ejemplos exitosos. Hoy el gobierno cuenta con todos los recursos de la Ciudad y de la Nación para resolver esta injusticia.

Llamamos a todas las organizaciones a acompañar este y cada atropello y retomar el camino de la lucha en unidad, para frenar el avance de la derecha que hoy arremete contra todas las conquistas de nuestro pueblo”.

 

Comentarios

comentarios

×