Cristina responsabilizará al Gobierno de Macri ante cualquier daño que sufra en Brasil


La dos veces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, hizo saber a través de sus cuentas oficiales de Facebook y Twitter, que “por negligencia del Ministerio de Seguridad no podrán viajar con sus armas reglamentarias”, los custodios que todo ex presidente tiene a San Pablo, donde arribará mañana para reunirse con sus ex pares Lula Da Silva y Dilma Rousseff, y participar de la conferencia “La lucha política en América Latina hoy”; organizada por la Fundación Perseu Abramo. A continuación el texto completo.

Preocupante.

Mañana viajo a San Pablo, Brasil, invitada por la Fundación Perseu Abramo del Partido de los Trabajadores (PT) para dar inicio junto a Dilma Rousseff, de la conferencia “La lucha política en América Latina hoy”.

Antes nos reuniremos con Ignacio Lula Da Silva.

Hoy, el responsable de la custodia (que tienen todos los ex Presidentes) me informa que, por “negligencia” del Ministerio de Seguridad no podrán viajar con sus armas reglamentarias.

El mismo Ministerio que arma en Comodoro Py operativos de cientos e efectivos, patrulleros, camiones hidrantes, perros, etc. El mismo Ministerio que intentó colocar cámaras de filmación en las puertas del edificio en el que vivo en CABA con el “argumento” de estar “cuidando la seguridad de una ex Presidenta”.

¿Cuál será, entonces, el argumento por el cual envía a San Pablo, Brasil, la custodia sin armas?

La misma “negligencia” se cometió cuando viajamos a Ecuador…Allí, el Gobierno de Correa garantizó la seguridad de la custodia y mía. 

Mañana no viajo al Ecuador de Rafal Correa, sino al Brasil de Temer…

Será responsabilidad del Gobierno nacional, cualquier daño o situación que pueda sufrir el personal de custodia o mi persona…

¿O tal vez lo que quieren generar es precisamente que algún daño se produzca, al no dar resultado los otros que han querido provocar?

Privarme de la protección que gozan todos los ex Presidentes, es otra de las tantas formas de hostigamiento de un Gobierno que ha vuelto a instaurar en la Argentina la persecución política y la cárcel para los disidentes.

Comentarios

comentarios