ColumnistasPolíticaPrincipales

Tecnópolis una propuesta humana en medio del dolor

Este parque interactivo fue pensado en el marco de los festejos por el bicentenario de la revolución de mayo, su apertura se concretó en 2011 transformándose en un espacio donde se conjugaron el arte, la ciencia, la tecnología y la innovación.

Diego Molina

Chicos y grandes, de diferentes sectores sociales y de los más diversas geografías de nuestro país pudieron vivir en este parque recreativo experiencias de democratización del acceso a la cultura y el saber. Desde ver en vivo a su artista favorito gratuitamente o subirse por primera vez a un avión, estas y otras vivencias quedaron marcadas en la piel de muchos compatriotas, y a la vez le imprimieron a Tecnópolis una marca indeleble, que en la conciencia colectiva se traduce como un espacio inclusivo, un espacio que es de todos.

Esta forma de hacer de la inclusión y la democracia algo concreto, palpable, convirtió a este territorio ubicado en la geografía de Vicente López en un emblema de la dignidad colectiva, pero a la vez en un espacio en el cual lo simbólico asumió un protagonismo único en el debate de sentidos y de ideas.

La imagen de varios de los personajes de «El asombroso mundo de Zamba” destruidos, se convirtió en una clara traducción de las ideas y los modos de gobernar que tuvo el macrismo, al mismo tiempo que destruían muñecos de San Martin y Belgrano despedían empleados de Tecnópolis, y allí donde antes hubo inclusión, durante el macrismo abundo destrucción y despidos a granel.

Pero lamentablemente la gestión del gobierno de la alianza cambiemos, no solo destruyo muñecos, sino que también se empeñó en achicar el estado y vaciar de financiamiento áreas sensibles como la salud pública, consecuencia de esto la llegada de la pandemia nos encontró con un sistema de salud provincial abandonado y destruido.

La llegada en la esfera nacional y provincial de gobiernos cercanos a los intereses populares posibilito rápidas e inteligentes respuestas sanitarias a la crisis que desato el coronavirus, la decisión política sumada al compromiso de diferentes actores de la sociedad puso en marcha la construcción de una gran red de cuidado comunitario, combinando la experiencia territorial con el trabajo interdisciplinario para construir y hacer efectiva la comunidad organizada que cuida la vida. Lo que en palabras del gobernador Axel Kicillof también puede traducirse como «Un Estado presente y una sociedad solidaria son las vacunas que tenemos hoy»

Como le viene pasando desde su creación, Tecnópolis no permanece ajena a los avatares de la historia, es por esto que en esta coyuntura tan particular se convirtió en Parque Sanitario, poniendo a disposición sus pabellones para permitir la internación simultánea en más de 2500 camas en una primera etapa, concentrando su disponibilidad en la atención a los enfermos leves, reforzando así las capacidades del resto de los hospitales y permitiéndoles concentrarse en la atención de los cuadros más graves.

“Cuando vi las duchas, las camas y las instalaciones me quedé asombrada, este lugar va a ser para muchos de mis vecinos, la primera vez que puedan disfrutar de agua caliente o una cama cómoda”, así describe Erica, estudiante de psicopedagogía y oriunda de José León Suárez, su primera impresión al ver una de las naves ya dispuestas para recibir a destinatarios de esta política pública que partiendo del concepto de CULTURA DE LA SOLIDARIDAD, entrelaza a diferentes disciplinas y actores de la trama social para construir colectivamente un dispositivo en el cual humanidad y dignidad se conjuguen en el hacer.

“En este lugar tan significativo como es Tecnópolis estamos construyendo desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires y en conjunto con diferentes actores, una propuesta en la cual el concepto de justicia social atraviese todos los rincones de este parque sanitario”.

Con estas palabras describe Laura Braiza, directora del Parque Sanitario Tecnópolis, la labor que cotidianamente se viene desarrollando en este dispositivo único en el mundo, que se propone ser un espacio de abrigo y cuidado para miles de bonaerenses.

Las palabras de Laura se comprueban al poco de recorrer las instalaciones del predio de Villa Martelli, insignias de cruz roja, se conjugan con chalecos de cascos blancos, mientras un grupo de profesionales y voluntarios provistos de un aparatoso equipo de protección personal participan de un curso de primeros auxilios. “Queremos que quienes pasen por acá se vayan con la sensación de haber sido cuidados que la presencia del estado sea una realidad efectiva ” dice Mario, mientras coordina una capacitación para voluntarios y profesionales afectados al dispositivo.

La única verdad es la realidad y lo cierto es que, en este tiempo de dolor, Tecnópolis vuelve a convertirse en una propuesta inclusiva tangible que pone en primer lugar lo humano y que hace que el concepto de restitución de derechos sea una posibilidad efectiva para muchos bonaerenses que ante la fragilidad necesitaran un estado presente que se haga cargo de cuidar la vida por encima de todo, para que como dice el Padre Paco Olveira, “El Parque Sanitario Tecnópolis va a posibilitar que el slogan cuidar y cuidarnos se haga realidad en medio de la pandemia”

Colabora con Infobaires24
Suscribite a nuestro canal de youtube TIERRA DEL FUEGO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Tiene un bloqueador de publicidad Activo

Por favor desactive su bloqueador de anuncios, Infobaires24 se financia casi en su totalidad con los ingresos de lass publicidades