DestacadosSin categoría

La madre de las batallas, ¿Espinoza puede perder La Matanza?

Se define a si misma como «militante peronista, matancera que va a transformar el peronismo de La Matanza», Patricia «la colo» Cubría precandidata a intendente de La Matanza.

Debido a que la junta electoral solo habilitó dos lista, bajando la de María Laura Ramíirez, las posibilidades de «la colo» se acrecientan.

Con una instalación en la consideración del electorado matancero Patricia nos cuenta respecto a sus aspiraciones electorales: La verdad es que estamos muy contentos y contentas por que vemos la posibilidad de la victoria, nos lo plantean los vecinos y vecinas cada vez que caminamos. Uno se pregunta, bueno, y el intendente ¿donde está? y estamos nosotros muchas veces dando respuestas que el Estado no va dando y uno se va dando cuenta de que con la gestión, de esta escala, hoy, estamos pudiendo dar respuesta; cuando seamos gobierno vamos a poder hacer muchas cosas para volver a sentirnos orgullosos de ser matanceros. Hay cosas sencillas para trabajar y resolver y hay otras complejas que tendremos que elaborar, colectivamente como sabemos hacer nosotros, no nos peleamos ni pensamos en la violencia, ni el sectarismo como forma de hacer política sino que queremos escuchar las propuestas de la sociedad y darle una solución, ahí se encuentra la idea correcta.»

La Ramón Carrillo está avejentada, que está rota, ya no tiene militancia es todo por compromiso, por decirlo suavemente, y no se compara con la cantidad de militantes, de fuerza, de compromiso que tiene nuestro espacio.

Respecto a la disputa de poder al oficialismo local, a través de la agrupación Ramón Carrillo, Cubría considera: Yo creo que es una fuerza que está avejentada, que está rota, ya no tiene militancia es todo por compromiso, por decirlo suavemente, y no se compara con la cantidad de militantes, de fuerza, de compromiso que tiene nuestro espacio. Realmente somos muchos más grandes que ese espacio, que la Carrillo, que además tampoco puede salir a la calle a prometer nada a los vecinos por que hace décadas que siguen incumpliendo promesas, siguen incumpliendo con su trabajo por que, a todo esto, uno no le debe favores a la dirigencia; es su trabajo servir al pueblo y darle respuesta a los vecinos y a sus necesidades, entonces tenemos todas las de ganar. Los vecinos están cansados de esta gestión que no es honesta y además es ineficiente, hay sentido común que no se ve que esté presente en el Estado municipal y bueno, nosotros somos la alternativa más seria del peronismo que vamos a transformar eso y hacer de que de nuevo este abierta las puertas del municipio hacia nuestra sociedad.

Yo no creo que nuestros vecinos exijan demasiado, exigen lo justo.

Patricia Cubria por su militancia tiene un contacto asiduo con las barriadas populares y donde el trabajo para mejorar la calidad de vida a los vecinos representan un desafío para cualquier gestión sin embargo existe otra porción del electorado cuyas prioridades son distintas al ámbito donde se la reconoce a la candidata, sin embargo Patricia explica: Si padecen la falta de gestión. Desde no poder articular una política de seguridad, una estrategia de seguridad con los vecinos y vecinas también, y con el control sobre las fuerzas de seguridad; que puedan hacer bien su trabajo. Estamos en un distrito que tiene 160 cuadrículas para cubrir todo el territorio y no llegamos a 100 patrulleros, no puede ser, somos La Matanza; y hay recuersos, hay inversión del ministerio de seguridad de Nación, de Provincia para que podamos tener buen equipamiento, controlar que el equipamiento se cuide debidamente; entonces esa falta de gestión nos afecta a todos, a quienes vivimos en Ramos Mejías y sobre todo a quienes viven en los barrios más humildes por que ahí directamente ni pasa el patrullero, no estpa la luminaria, las calles estpan sin acceso, no hay recolección de residuos, ni que hablar sobre la necesidad del acceso a la cloaca y al agua, y a las condiciones de un barrio en condiciones dignas. Yo rceo que hay mucho para trabajar de la gestión de todos los días; desde las luminarias y la condición de las calles, hasta el tema de la basura, el tránsito; digamos, hay mucho para resolver que son demandas lógicas que tienen los vecinos y que tienen toda la razón del mundo por que no se cumpla ni mínimamente con eso. Yo no creo que nuestros vecinos exijan demasiado, exigen lo justo.

Sobre el tema de la seguridad el tema de la existencia de «cocinas» es un flagelo de los vecinos que requiere un abordaje estratégico, al respecto la precandidata explica: Si hay algo a lo que tenemos que poner límite es a eso por que dentro de los delitos, por que si no está pudiendo ni siquiera poner un límite a los robos, ¿te imaginas que condiciones tienen para combatir semejante problema de seguridad que no se negocia? No pueden estar atemorizando, aterrorizando a nuestros vecinos y vecinas, y que nadie haga nada. Todos sabemos por ahí donde están, hay que hacer que las fuerzas de seguridad actúen, que la justicia actúe y en eso hace falta una conducción firme que diga, bueno acá no; y sobre todo, también, tener una mirada de contención de los jóvenes o no jóvenes, por que hay de todas las edades, que tienen problemas de consumo, drogadicciones. Tenemos que tener lugares donde recuperar esa vida, ese proyecto de vida; que podamos también hacer que no haya clientes, por decirlo de alguna manera, para ese tipo de delitos por que, realmente, nos hace daño como sociedad; nos hace daño a nuestras familias, a las mismas personas que están en esa situación de consumo y bueno hay que tener también una mirada de cuidado sobre esas vidas pero de un limite muy fuerte sobre el negocio y sobre ese delito que no queremos que este presente en La Matanza.

Parte de su labor política también la acerca a la práctica solidaria que realizan las cooperativas por lo cual hay quienes reconocen en esas fuerzas mancomunadas de trabajo una herramienta que podría utilizarse para articulas una solución al creciente problema habitacional; Cubría al respecto afirma: Vamos a construir una política de habitat, de planificación urbana importante por que tenés que producir suelo urbano, lotes con servicio, sino es inaccesible a que, no solo los humildes, sino que a cualquier trabajador que vive de un salario pueda acceder a los «precios del mercado». El Estado tiene que producir suelo urbano y vos podes venderlo en cuotas, hay herramientas institucionales para que eso se haga; hay falta de voluntad política y de inversión por que vos invertís ahí pero eso vuelve y queda en La Matanza, por que a medida que vas recuperando esas cuotas vas pudiendo producir más o construir más viviendas y hemos demostrado que cuando hay cooperativas trabajando el compromiso es diferente; es diferente por que nuestro modo de trabajar es colectivo, esto no niega que pueda haber convenios con todos los sectores, públicos, privados, cooperativista, asociativo o no, o sociedades anónimas pero si que nosotros vamos a poner fuerza en que el compromiso de que una obra comienza, se termina. Queremos ver resultados, entonces si los resultados nos los dan las cooperativas bienvenido, van a estar ahí como parte de la construcción de todo esto que tenemos que hacer que es lotes con servicios, tenemos necesidad de construir viviendas y si es difícil conseguir el financiamiento en nación o en provincia, tendremos que hacer un aporte desde nuestros fondos municipales, por que porque están en plazos fijos esa cantidad de recursos que podrían por ejemplo invertirse en la producción de viviendas.

Y mis sueños verdaderos, profundos, se pueden sintetizar con Tierra, Techo y Trabajo

¿Cuál es tu gran objetivo para La Matanza?
Un poco la descentralización, que el Estado pueda ser accesible en Virrey del Pino, en Catán que no esté centralizado acá en San Justo. Y mis sueños verdaderos, profundos, se pueden sintetizar con Tierra, Techo y Trabajo en La Matanza pero que realmente se multiplique con la escala de La Matanza por que uno ve la cantidad de empresarios, de trabajadores de nuestra calidad intelectual, profesional que hay en el distrito perfectamente podríamos estar, si no dejan trabajar en paz, si podemos hacer condiciones donde el Estado ayude a que eso se multiplique; hacer que podamos vivir de nuestro trabajo ¿Qué hay que no podamos producir aquí en La Matanza? realmente, casi nada. Entonces hay que ponerse manos a la obra para que todo lo que tengamos y lo que podamos presumir, de alguna manera, sea hecho en La Matanza. Que podamos exportar trabajo, producción pero siempre y cuando lo primero que hagamos sea justicia social en nuestro distrito. Queremos vivir bien, dignamente en todos los rincones.

Colabora con Infobaires24
Suscribite a nuestro canal de youtube TIERRA DEL FUEGO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Tiene un bloqueador de publicidad Activo

Por favor desactive su bloqueador de anuncios, Infobaires24 se financia casi en su totalidad con los ingresos de lass publicidades