OpiniónPolíticaPrincipales

El candidato de la derecha es Macri y se llama Mauricio Milei

No es el amor sino el espanto

Alejandro C. Tarruella Se acabó. Hasta Erica García abandonó el barco libertario delirante al momento que Mauricio Macri decidió terminar con Juntos por el Cambio para adquirir su nueva propiedad.

La libertad avanza, delira, se cae. Sucedía el jueves: “Atrás había un murmullo que me está matando”, se quejaba Mauricio Milei en A24 ante el difusor del frente de Macri, Esteban Trebucq, de esforzada labor para poner al candidato hundido en un revoltijo de ideas, en orden.

Eran las horas decisivas desde el momento cuando Mauricio Macri había dispuesto intervenir LLA y hacerse de ella para intentar dar un manotazo de ahogado. “Si gana Massa me tengo que ir del país”, confesó Macri antes de dar a luz al candidato que no es otro que él mismo, y ahora se llama Mauricio Milei y lo representa un actor en decadencia.

Macri actuó en su carácter de propietario de JxC, por eso no avisó a nadie. Muchos, que le reprochaban su actitud, desconocen que él opera en ese carácter como cuando cerró la Peugeot el siglo pasado, y dejó a miles de trabajadores en la calle enojado por una huelga.

Ahora, sencillamente, compró un candidato. El intendente de General Sarmiento, el pirata Iguacel graficó la desesperación del acto: “Es un salto al vacío, pero podés caer con paracaídas”. Sí. El paracaídas sobre el que caen es Milei.

El abrazo con Patricia Bullrich, los perdones, el encuentro en TN y las exposiciones de ambos, fueron nada más que capítulos del absurdo y el ridículo unidos en una argamasa que sí, se lo debe reconocer, sorprendía. Constituía un capítulo desconocido de “El contra”, sin el talento de Juan Carlos Calabró y Antonio Carrizo.

El mensaje que Macri le envió a Milei y las chances de un acuerdo con  Bullrich - ElDoce.tv

Con consistencia se señala que desde el círculo rojo y otros centros del poder del régimen, pedían bajar ya a Milei. Incluso en  una reunión de la Unión Industrial, hubo unanimidad en rechazar la continuidad de los apoyos y avanzar hacia un final prematuro de su camino al ballotage. Por eso, cuando arreciaban rumores que aseguraban que el “gatito mimoso” de los poderosos – como lo calificó Miryam Bergman-, se caía, apareció Mauricio azotado por los vientos de la historia y cambió el candidato. Naturalmente, el hermano de Karina entró en crisis de identidad y no tuvieron mejor idea, que pasear al ahora Mauricio Milei con una suerte de paseador de heridos, Esteban Trebucq. Algunas opiniones sirven para acompañar el difícil momento.

Erica García, que no le hace mucho honor al arte argentino, hizo notar sin ruborizarse, que lo había votado, “Chicos lamento decirles – expuso en tonalidad infantil- que después de ver la entrevista de Trebucq a Milei, decido no seguir apoyándolo. No necesito explicar nada, simplemente véanla. No sé cómo seguirá esto, que tengan buenas noches”, y guardó la guitarra en el ropero. Carlos Maslatón, deslucido en sus “apoyos” liberales de ancha exposición en pantallas, dijo por su parte que al “Ver esto de hoy con Trebucq, todo indica que entre el desastre electoral del domingo y la rendición ante Macri, a Milei se le terminó de arruinar totalmente el cerebro”. Hasta César Biondini, exponente del nazismo de indias, quedó sorprendido por lo sucedido.

“Milei quebró – anunció- … este hombre no está bien” y concluyó diciendo que “su falta de aptitud psicofísica actual es evidente”. Si algo le faltaba a este sainete, Taylor Swift hacia estallar las redes llamando por sus fans a no votar a Milei. “La historia ocurre primero como tragedia y después como farsa”, decía Carlitos Marx que si hoy siguiese lo que sucede mirando la tv, agregaría: “si olvidamos el dolor de este camino, esta parte de la secuencia que vivimos, es pura farsa”.

Es posible que un punto del sainete intervenga la autoridad electoral pero en tanto, hay que observar que la actitud de Unión por la Patria y su líder electoral y político, Sergio Tomás Massa, es muy clara, Se anuda a cierta perspectiva histórica que recuerda al general Perón cuando aleccionaba, ante situaciones que hacían a la oposición: “que se cocinen en su salsa”. Y ordena el campo propio para la etapa de transformación que ya lidera. Eso significa que no hay réplicas desde UxP ante este papelón sin solución de continuidad, como se dice.

Pepín tras bambalinas

Mientras se quebraba JxC, y el radicalismo intentaba ponerse pie y comenzaba a negociar un acercamiento con Massa, se hablaba de la situación de Pepín Rodríguez Simón en Uruguay, donde está al borde de la extradición. La justicia de por aquí estudia al Macri que adelanta a sus cercanos, un exilio en Madrid y se desenvuelve en una paranoia semejante a un estado de otro carácter que expone en pantalla Mauricio Milei. Y como si fuera poco, en la Corte, con Rossatti a la cabeza, hay voces que se hacen escuchar elogiando el llamado a la unidad nacional de Massa, y aunque haya voces disidentes en la interna, Macri estalla en alucinaciones. Por eso, aventuraba Gerardo Morales, que Macri le impuso a Milei la solución de ciertos asuntos penales a cambio de su flamante adquisición en sombras. Patricia no tuvo mucho trabajo, todo consistía en decir que así o hacer un gesto triste, casi ausente, que aprobara la operación de su jefe.

Massa muy sereno, continúa trabajando en tanto se informa, y en reuniones con intendentes y gobernadores, ordena el camino que lo llevará a la Rosada. Pocas veces en la historia argentina se ha podido percibir y ver el derrumbe de una oposición que, a los ojos del propio establishment, debe ser sacada de juego en las alturas del poder para ir a negociar con quienes van a hacerse cargo del gobierno. Y esa es la realidad que hoy convoca a suponer que Mauricio Milei, como Patricia Bullrich y aún Javier Milei, son parte de un pasado que se pasea frente a nosotros para darnos una lección que dice que no se derrumba una fuerza política, sino una época y sus grandes actores, sintetizados en tres tristes “gatitos mimosos”, de un poder que se sostuvo durante décadas sometiendo al pueblo argentino. Si cuando se vayan, Patricia decide hacerlo con un tango, será posiblemente “La última curda” porque para ellos sin duda, hoy, “la vida es una herida absurda”.

Colabora con Infobaires24
Suscribite a nuestro canal de youtube TIERRA DEL FUEGO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Tiene un bloqueador de publicidad Activo

Por favor desactive su bloqueador de anuncios, Infobaires24 se financia casi en su totalidad con los ingresos de lass publicidades