Yasky rechazó la división de la CTA de Micheli: “Es un mamarracho”


El dirigente dijo en La Gráfica que si Cachorro Godoy tiene diferencias con Micheli entonces puede postularse a elecciones, pero no dividir la central en medio de la lucha contra el macrismo. 

Por diferencias internas a la CTA Autónoma encabezada por Pablo Micheli, el sector referenciado en el secretario general de ATE nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, decidió romper con la central obrera y fundar la CTA Perón. Hugo Yasky, secretario general de la CTA  de los Trabajadores, fue entrevistado en La Señal donde hizo referencia a esta situación.

“Es un mamarracho, porque parece que hay gente que piensa que fundar una central sindical es tener un garante para alquilar un local”.  Y agregó que “la CTA de Micheli fue decidida a través de congresos con una elección de voto directo en donde se eligió a las actuales autoridades. Si alguien dentro de esa CTA, como Cachorro Godoy y otros que  los secundan, puede cuestionar la conducción de Micheli, tiene la posibilidad de realizarlo en las elecciones internas, pero fracturar la CTA en este momento con esta mezquindad, es imperdonable. Lo hacen en un momento donde los trabajadores de ATE están recibiendo palos para pelear contra el ajuste, es bochornoso y parece que están jugando para el gobierno”.

También se refirió a Víctor De Gennaro, figura protagonista de la ruptura de la CTA Autónoma: “Es difícil y doloroso porque fuimos muchos los que militamos intensamente, los que pusimos el cuerpo y los recursos para que De Gennaro se constituya como un referente  importante del movimiento obrero y sindical. Lamentablemente algunos dirigentes empiezan a creer que son más importantes que la organización, es entonces cuando empiezan a derrapar”.

En primer lugar, manifestó su postura en el conflicto que viven los trabajadores del Ministerio de Educación luego de que Esteban Bullrich definiera tres mil despidos a nivel nacional. Al respecto, Yasky opinó que la represión sufrida por los delegados de ATE el pasado lunes “es un hecho gravísimo. Creo que las decisiones que se tomaron son absolutamente justas. Nosotros participamos para poder expresar el  repudio sobre lo sucedido y apoyar a los trabajadores”.

En este contexto, analizó la política general del Gobierno y aseguró que se  “está llevando la economía a un encierro. Si no hay ajuste, si los trabajadores no ceden parte del salario, si no hay represión para callar la protesta de los trabajadores, esa economía y esos números del Gobierno nacional parecen frágiles. Se han apropiado la mayor parte de la renta, están endeudando el país, no hay recaudación porque estamos en plena recesión. Por eso, la única manera que tienen para que el endeudamiento no siga creciendo es el ajuste del salario y los puestos de trabajo. El único rumbo que tiene el Gobierno es apuntar a los trabajadores”.

En comunicación con Gabriel Fernández, Yasky se refirió a Nicolás Dujovne, actual Ministro de Hacienda: “Basta ver sus escritos en el diario La Nación o apariciones en TN para darse cuenta quién es. Es un propagandista permanente de la visión ortodoxa y más dura, una suerte de talibán del neoliberalismo”.

Por su parte, el secretario general de la CTA habló sobre la relación que hay entre las grandes corporaciones financieras y el Gobierno nacional: “Es parte de un entramado del núcleo duro del poder político, el complejo multimediático de Clarín y La Nación y un sector del partido judicial que claramente ha decidido convertirse en jauría al servicio de la clase dominante. También de los grupos empresarios, tanto a nivel nacional como provincial, como está pasando en Jujuy donde se ordena perseguir  a los movimientos sociales”.

Además, aclaró su posición frente la posibilidad de lograr un accionar en conjunto con los sindicatos y movimientos sociales: “No solamente es posible, sino que es necesario. Hay que reagrupar el movimiento sindical porque no hay convivencia con el Gobierno nacional que ajusta y reprime a los trabajadores, que también seduce al poder financiero  y sectores más concentrados de la economía aplicando medidas anti-populares. En el terreno de lo social, el sindicalismo tiene un papel preponderante para jugar. Estoy convencido que la mayoría de los dirigentes están más cercanos a pensar como nosotros y no como la cúpula de la CGT que se abraza con Macri y no sé por qué”.

Finalmente, Yasky analizó el panorama nacional y dio su parecer sobre cómo será este 2017:“No va ser fácil porque sabemos que muchos compañeros y compañeras están enfrentando una situación límite, como no saber si llenan las ollas a fin de mes. Sin duda alguna la llave está en mano de nuestro pueblo. Si este año se le traba la máquina al Gobierno, tiene que ver con una derrota electoral del macrismo y ahí vamos hablar en otro idioma. Es imprescindible que haya una resistencia electoral. También tiene que haber una nueva correlación de fuerzas donde habrá que barajar y dar de nuevo para pensar otras salidas políticas que solo se tiene que dar si recuperamos la mayoría del pueblo”.

Yasky concluyó que “hay gestos que dan indicios de una posible unidad, uno es el camino que está realizando el PJ Bonaerense. Es una foto de unidad que no hay que perder de vista”.

Comentarios

comentarios

×