Trump echó a la fiscal general que se opuso a su decreto antimigratorio


Según un comunicado de la Casa Blanca, la decisión se basa en que la fiscal “traicionó al Departamento de Justicia al negarse a hacer cumplir una orden diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”.

A pesar del creciente repudio local e internacional por el veto que ordena suspender por 90 días el ingreso de refugiados al país y extiende la prohibición para los ciudadanos de Siria, Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán, el presidente Donald Trump volvió a dar otra muestra de que no modificará el rumbo de la política migratoria y despidió a la Fiscal General interina Sally Yates, quien se había negado a defender el decreto en los tribunales, y relevó en el cargo al director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Tras la firma del decreto presidencial el viernes pasado, Yates había ordenado a los abogados del Departamento de Justicia que no hagan cumplir el decreto del mandatario contra la inmigración, que el sábado ya había sumado un amparo en contra del Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn, en Nueva York, habilitando el ingreso al país de 200 ciudadanos de las nacionalidades vetadas.

El comunicado de la Casa Blanca argumentó que la salida de Yates, quien llegó al Departamento de Justicia durante el gobierno del expresidente Barack Obama, se basa en que “traicionó al Departamento de Justicia al negarse a hacer cumplir una orden diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”.

En su lugar, Trump nombró a Dana Boente, fiscal por el distrito este de Virginia, según informó el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. Horas después,Trump también relevó de su cargo al director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), Daniel Ragsdale, a quien reemplazó por Thomas Homan, que desde 2013 estaba al frente de la división del ICE encargada de las deportaciones.

No hubo explicaciones formales sobre el reemplazo de Ragsdale, quien estaba al frente del ICE desde junio de 2012, cuando el expresidente Barack Obama lo designó en el cargo. La tarea de Rasgade al frente de la secretaría no fue contraria a las políticas migratorias que plantea Trump, ya que con cerca de 2.750.000 deportados, la gestión de Obama fue la que más inmigrantes ha expulsado del país en la historia de Estados Unidos.

Comentarios

comentarios

×