Trabajadores informales de Once llegan a un acuerdo y levantan el corte


Luego de dos días de corte, por momentos total y por otros parcial, los trabajadores informales del bario de Once llegaron a un acuerdo con las autoridades porteñas, que entre otros puntos conlleva el compromiso de reubicarlos dentro de 60 días en un playón que se encuentra sobre calle La Rioja casi esquina Rivadavia -frente a una pequeña estación de micros-. Mientras tanto, el Ejecutivo porteño les ofreció capacitaciones rentadas durante cuatro quincenas, a razón de un pago de $6 mil por quincena. La victoria política conseguida por los trabajadores de la venta callejera, se da luego de haber sufrido represión el primer día de la protesta que dejó como saldo cuatro detenidos y algunos heridos.

Según precisó Rodrigo, uno de los referentes de los trabajadores informales del barrio de Once, quien se encargó con otros compañeros suyos, de negociar con las autoridades portreñas, la retribución monetaria por recibir una capacitación hasta que se disponga el playón “con capacidad para todos nosotros”, según sus palabras, fue parte de una arduo intercambios de posiciones.

“Primero nos ofrecía 6 mil por mes, después, 8 mil y cerramos en 12 mil, a pagar seis mil por quincenas, porque de acá a sesenta días no tenemos otra cosa para hacer tenemos que censarnos y ese censo lo vamos a hacer nosotros mismos que conocemos para que nos se nos meta ninguno, después de esto vamos a sacar el monotributo, y además nos prometieron que para aquellos que tengan problemas con su documentaciòn, nos van a mandar un camión para que hagan el documento sin problemas”. explicó Rodrigo durante la asamblea convocadas, en la que había unas quinientas personas.

“Ustedes saben lo que va a pasar sin ésas promesas quedan en el aire”, precisó con claridad Rodrigo, luego de explicar los alcances del acuerdo.

Luego, en la votación, el voto para levantar el corte resultó mayoritario, salvo por los representantes de la comunidad senegalesa, que al cierre de esta nota intentaban proseguir, casi en soledad, con el corte sobre la avenida Pueyrredón.

Fotos y texto: Maximiliano Borches

Comentarios

comentarios

×