Trabajadores gráficos de ARG-Grupo Clarín tomaron la planta en rechazo a los 300 despidos


Rodeados por un excesivo cordón policial, compuesto por unos 200 Guardias de Infantería de la Policía Federal Argentina y de la nueva Policía de la Ciudad, trabajadores de Artes Gráficas Rioplatense-Grupo Clarín tomaron la planta de impresión ubicada en el barrio de Pompeya, sobre la calle corrales al 1300, en rechazo a los más de 300 despidos con los que sorpresivamente se encontraron esta mañana. De esta manera, la empresa del Grupo Clarín, pretende llevar a cabo estos despidos masivos para dentro de un tiempo recontratar a un puñado de los despedidos en condiciones de precarización laboral, una táctica para disciplinar a los trabajadores, flexibilizarlos y romper la unidad interna. Hacia allí se movilizarán representantes de La Federación Gráfica Bonaerense, enrolados en la Corriente Federal de los Trabajadores de la CGT.

Tal como anticipó IB24 en la entrevista realizada a Pablo Viñas, secretario general de la comisión interna de ARG (Ver nota abajo), los trabajadores de esa planta impresora perteneciente al Grupo Clarín -la más grande del país-, pasaron del estado de alerta a la toma, debido al Lockout patronal, que comenzó con el traslado de más de 1600 bobinas de papel a otras plantas impresoras y finalizó con el despido, hoy, de más de 300 trabajadores, aduciendo “crisis”; otra mentira más del Grupo Clarín.

Por este motivo, en diálogo con IB24, desde la comisión interna de ARG-Grupo Clarín, convocan a las distintas organizaciones gremiales, sociales y políticas a solidarizarse con su su lucha para que la planta de ARG-Grupo Clarín no avance en la destrucción de la unidad de los trabajadores y su plan de flexibilización y precarización laboral.

Entrevista a Pablo Vñas, secretario general de la comisión interna de ARG-Grupo Clarín:

Comentarios

comentarios