Todo sigue igual…


J.M. Gorrochategui En la reanudación del torneo, Boca le ganó 2-0 a Banfield como visitante y continúa como único puntero. River jugó mal y empató con Unión como local, San Lorenzo venció 2-1 a Belgrano y Racing aplastó 3-0 a un desconocido Lanús. ¿La vuelta de los visitantes? Un desastre. 8 heridos luego de una avalancha en el partido del xeneize y graves incidentes en la previa al partido de Racing…

Tras 80 días sin fútbol nada cambió. Ni en lo futbolístico ni fuera del verde césped. Boca se llevó un triunfazo gracias al doblete de Darío Benedetto. Los goles, uno en cada tiempo, llegaron en momentos claves de cotejo para superar al taladro.  Banfield arrancó el partido con un ritmo frenético y parecía que se llevaba puesto al visitante. Tal es así que Cvitanich marcó un gol de cabeza que el línea Juan Pablo Bellati anuló de manera injusta, el delantero estaba en la misma línea que Centurión, debió haberlo convalidado. De inmediato, el xeneize abrió el marcador. Fabra sacó de la galera un desborde a pura velocidad y le dijo tomá y hacélo al “Pipa” Benedetto. Así Boca se puso en ventaja y el trámite del encuentro cambio. Los dirigidos por Guillermo comenzaron a manejar el balón de la mano de un mejorado Bentancur y así se fueron al entretiempo con tranquilidad. En la segunda parte, Banfield intentó llegar al empate pero no pudo generar demasiado. Para colmo, a los 18 minutios de la segunda etapa volvió a aparecer el 9 de Boca para marcar su segundo gol y sentenciar el partido. Sobre el final del partido y de forma inocente, el colombiano Sebastián Peréz vio la roja y dejó a la visita con uno menos. El 2-0 final deja a Boca en la cima del torneo con 34 puntos. Sin embargo, no todo fue alegría para la hinchada bostera. En el estadio Florencio Solá se vio nuevamente la impericia de los organismos de seguridad para controlar el ingreso al estadio que, al verse rebalsado en su capacidad, provocó avalanchas en la tribuna de Boca dejando un saldo de 8 heridos. Un papelón, luego del intento porque vuelvan los visitantes en la mayoría de los estadios. No fue el único de la fecha.

El doblete de Darío Benedetto:

Racing fue una máquina y aprovechó a un Lanús desconocido para derrotarlo 3-0 como local en un partido que no tuvo paridad. La academia salió a buscar el partido desde el arranque y así lo plasmó en la red a los 2 minutos gracias a un cabezazo de Lautaro Martinez. Unos minutos más tarde, el árbitro cobró un penal inexistente sobre Gustavo Bou y el mismo 7 lo cambió por gol. En menos de media hora el partido ya estaba liquidado, por la autoridad con la que jugaba el local y por la desidia con la que lo hacía la visita, que jugó con mayoría de suplentes pensando en la Libertadores.

El partido se volvió aburrido. Los dirigidos por Diego Cocca hacían circular el balón con tranquilidad ante la pasividad del granate. En la segunda parte, antes del cuarto de hora, apareció el “Huevo” Acuña para clavar un golazo y estampar el 3-0. Allí el local levantó el pie del acelerador y dejó correr los minutos para quedarse con un importante triunfo. Pero una vez más la pelota se vio manchada por lo que sucede fuera del rectángulo de juego. En la previa al encuentro, hinchas de Racing y Lanús se trenzaron en una batalla campal a golpes de puño y arrojando todo tipo de objetos contundentes. Si bien no hubo heridos de gravedad, destrozaron un centenar de automóviles en las inmediaciones del estadio y hubo varios episodios de delincuencia en la zona de Avellaneda. Lamentable, una vez más. Una nueva muestra de que ni la sociedad ni el estado se encuentran listos para que vuelvan los visitantes a las canchas. En cualquier momento puede suceder una nueva tragedia.

Los tres goles de la academia:

River volvió del receso mostrando las mismas falencias que en el semestre anterior. Igualó sin goles como local ante Unión en un partido en el que mereció perder. El millonario no le encontró la vuelta a un partido que le quedó incómodo. La defensa tuvo problemas de todo tipo. Luciano Lollo tuvo un debut para el olvido. Lento, impreciso y dormido. En la creación de juego el “pity” Martinez volvió a ser inconsistente y Auzqui no dejó una buena impresión. Así, el visitante tomó el centro de la escena y se lo llevó puesto a River que resistió gracias a algunas intervenciones del arquero Batalla y a la ineficacia de los delanteros del tatengue. Sin embargo, a los 8 minutos del complemento se dio la gran polémica de la noche. Ignacio Fernández sacó un potente remate que dio en el travesaño y en el rebote los hinchas del local reclamaron que la pelota superó la línea de gol. Tras varias repeticiones brindadas por la transmisión oficial del partido, aún sin estar del todo convencidos, determinaron que la pelota no superó en su totalidad la línea, vale recordar que para que sancionen el gol, el balón tiene que cruzar por completo la línea de meta. Esa fue la única oportunidad que tuvo el millonario para quedarse con un partido que finalizó sin goles.

La gran polémica del partido. ¿Entró?:

San Lorenzo volvió a sonreír luego de la paliza que le dieron la semanda pasada en la Libertadores. Venció 2-1 a Belgrano en el Nuevo Gasómetro para quedar como único escolta del puntero con 30 unidades. El ciclón tuvo buena circulación de pelota desde el arranque gracias al siempre preciso Ortigoza. Así, comenzó a llegar peligro sobre el arco visitante y a los 23 minutis abrió el partido gracias a un certero cabezazo del chileno Paulo Díaz. Quince minutos después, una falta en el área sobre el mismo Díaz, fue observada por el árbitro   quien sancionó penal. Nestor Ortigoza convirtió desde los doce pasos y puso el 2-0 con el que finalizó la primera parte. Belgrano, herido en su orgullo, salió con todo en la segunda parte y descontó a los 5 minutos gracias a un buen testazo de Cristian Lema.

El “celeste” siguió intentando pero el cuervo se cerró bien y sostuvo el marcador. Triunfo muy importante para los dirigidos por Diego Aguirre para mantenerse prendidos en el campeonato y superar el mal trago de lo ocurrido en la Libertadores.

Los goles de la victoria de  San Lorenzo:

Vale recordar que Independiente no jugó su partido de esta fecha en Córdoba ante Talleres por el mal estado del campo de juego del estadio Mario Alberto Kempes. No alcanzaron los 80 días del parate para poner en condiciones una cancha. Otro clásico del fútbol argentino.

Comentarios

comentarios