“Solo faltas vos” en Teatro por la Identidad


Bajo la consigna “La única manera de vencer al tiempo es pasar la posta” comenzó un nuevo ciclo de Teatro por la Identidad (movimiento teatral de actores, dramaturgos, directores, coreógrafos, técnicos y productores),  en el Complejo Teatral de Buenos Aires, más conocido como el Teatro General San Martín.

“Que otros tomen y renueven con sus fuerzas jóvenes una lucha que tiene historia” fueron las palabras de bienvenida de la vicepresidenta de la Fundación Rosa Roisinblit, quien despertó gran emotividad en la sala.

 

La apertura estuvo a cargo de Alberto Ligaluppi -Director General del Teatro San Martín- expresando que  “Este año el teatro cumple 70 años y estamos trabajando con la identidad . Nosotros buscamos memoria, buscamos identidad y por eso acompañamos a las abuelas”.

Recordó el momento de la recuperación del nieto de Estela de Carlotto y remarcó la importancia del cambio: “Cuando apareció Guido hubo una renovación de pensamiento. Mi discurso tomó un vuelo Shaskpeareano. El reencuentro con Guido no es casual.  El representa lo que se transforma ; la trama que se encarna para que la lucha siga” .

 

También se hizo presente Hernán Lombardi, Ministro de Cultura porteño, quien manifestó:  “Es una enorme emoción que el teatro por la identidad esté por primera vez en el Complejo San Martín. Obviamente este lugar está lleno de emociones pero el arte y la cultura de la extraordinaria lucha que se expresó en el seno de la sociedad civil apoyando a las abuelas, es algo extraorinario y que mejor puede pasar que se celebre aquí que de alguna forma es un escenario muy querido por toda la ciudad de Buenos Aires. Por supuesto que hay algo Shakespereano y de la tragedia griega con el ejemplo de Prometeo, que uds se acuerdan que le devoraron las entrañas – el águila – y le volvía a crecer una y otra vez, pero son solamente como éste, los esfuerzos persistentes los que a lo largo del tiempo construyen y nos ayudan a encontrar la unica forma de sanación”

 

Durante la presentación diferentes grupos culturales, fueron “pasando la posta”  sobre el escenario a sus sucesores: abuelas a nietos y artistas a hijos, finalizando con el equipo que conforma TxI como representación de la sociedad toda.

También se rindió homenaje con un sentido aplauso a los actores Alfredo Alcón y China Zorrilla y se emitieron los videos de la campaña de la Fundación Abuelas  “Solo faltás vos” en la que recibieron el apoyo de reconocidos deportistas, entre ellos Lionel Messi.

 

Representando al ambiente artístico hicieron oir sus palabras Patricio Contreras, Natalia Oreiro, Juan Palomino “transfiriéndole la posta” a su hija, Daniel Fanego haciendo lo propio con su hijo, Cecilia Roth y Arturo Bonin, quienes leyeron pasajes literarios de diferentes autores que pasaron desde  Eduardo Galeano y Shaskpeare entre otros.

 

Otra de las personalidades más aplaudidas fue el periodista Víctor Hugo Morales, presentado como “barrilete cósmico”, logrando que el público se pusiera de pie para brindarle su admiración con interminables aplausos y  gritos de ovación.

“ Estamos en tiempos complicados de llevar a cabo el programa. Los periodistas tenemos cada día una confrontación con las noticias tratando de saber cuales valen la pena, cuales le cambian la vida a la gente y cuales no;  cuál es información y cuál es la desinformación  que tapa la información, tratar de reforzar todo eso. Pero yo en mi trabajo particularmente tengo dos certezas: el momento en el que anuncio la obra de teatro – que veré o no veré- entre tantas que nos ofrece Buenos Aires y la Argentina que es muy generosa en todo eso. Y no para los artistas sino por los sueños de cada uno de ellos y de nosotros y me siento a gusto con la vida porque tengo la sensación que le dan sentido a nuestra vida todo lo que hacemos, que a las ocho y media de la noche voy a estar ahí sentado de espectador para que mi vida crezca. Estar cerca de los artistas entonces, compartir con ellos este ratito, para mi verlos de cerca, desde una cierta timidez que a veces impide  – cuando termina a obra – correr hasta el camarín para decirles: muchas gracias por lo que han hecho, y salir corriendo por el mismo pasillo. Esa es una de mis certezas. La otra es la que cada uno de nosotros tiene en el corazón desde hace mucho tiempo por éstas – queridas todas- mujeres entrañables. Desde el dolor de ellas, de las que aprendimos que sea también nuesto dolor. Desde la paz que ellas llevan en su espíritu y que muchas veces saben inspirarnos. Estas mujeres que son un ejemplo en el mundo entero, que si decimos Argentina y queremos pronunciar la palabra orgullo tenemos que ponerlas a ellas en lo más alto. Tener la posta en este momento en mis manos, para compartirla con los oyentes y con las generaciones que vienen es un motivo de orgullo. Compartir  con ustedes estas dos certezas, la unión de los artistas que nos hacen mejor la vida y de las mujeres que nos han enseñado a buscar lo mejor de la vida ha sido un mimo que no olvidaré nunca”.

 

No faltó la Justicia que estuvo representada por el juez Eugenio Zaffaroni: “No estoy acostumbrado a expresar conceptos pero cuando se trata de sentimientos es aún más difícil. Los sentimienos solo lo pueden expresar aquellos que tienen la capacidad de volar alto y con la punta de las alas de las palabras, ir tocando las cosas, los que tienen la capacidad de ser poeta y  yo no lo soy” y continuó: “La justicia es un eje que va lento y con fuertes chirridos que lastiman y sus ruedas andan chuecas a veces, los bueyes se van quedando y los conductores se van durmiendo. Ese carro no funciona si alguien no lo empuja. Y lo empujaron las abuelas, y lo empujaron las madres, y toman la posta empujando los nietos.

Que ejemplo! Muchas veces uno se cruza con gente que se queja por cosas simples y se deprime y al ver a las abuelas que junto a los nietos son las víctimas no se si más graves pero si, los más aberrantes y perversos cometidos por la dictadura, desde el fondo del dolor y de la tragedia sacan fuerzas para empujar el carro. En este caso el arte se nos adelanta a esa carreta lenta y aunque debo disculparme porque tengo que retirarme les aseguro que llevo conmigo mi porción de posta”:

 

La música lo hizo a través de Julia Zenco quien interpretó en un trío junto a sus hijas, herederas de la posta, Eleonora Cassano danzó al compás de la emoción acompañada por la voz de Elena Roger y se sumó  a la actuación artesanos en acción.

 

La conducción estuvo a cargo de los hermanos Adrián, Diego y Alejandro Korol, quienes pusieron un toque de humor a una sentida temática.

 

El nuevo ciclo de TxI se desarrollará  del 17 al 28 de septiembre, de miércoles a domingos desde las 19 hs en las salas Martín Coronado y Cunill Cabanellas del Teatro General San Martín.

 

Mónica D’Assisi – Periodista

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×