Sin destino, Insaurralde vuelve al redil K

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Su baja imagen hace que deba dar un volantazo. Intentó armar un grupo de intendentes fuera del peronismo y fracasó, buscó impulsar su carrera política solo, pero no llegó a nada. Ahora vuelve,  con su tibieza habitual.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, va y viene. Tras la derrota electoral de 2015, buscó alejarse del kirchnerismo, coqueteó con Sergio Massa y se lo puede ver en varias fotos con integrantes de Cambiemos. Sin embargo, ahora busca protegerse bajo el ala de Cristina otra vez.

El portal Diagonales publicó que Insaurralde “llamó desesperado a Máximo Kirchner para decirle que él nunca le había pegado a Cristina”. El volantazo del jefe comunal se debe a que la expresidenta crece en las encuestas en detrimento de la imagen de Cambiemos que cae al ritmo del desplome del consumo, el trabajo y la inversión.

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, NOVIEMBRE 16:Los diputados electos Martin Insaurralde y Sergio Massa dialogan durante un encuentro en el musweo de arte de Tigre. Foto NA zzzz

Varias veces Insaurralde, también conocido por ser el marido de Jésica Cirio, hizo referencia a que Cristina es el pasado y se autodenominó como uno de los impulsores de la denominada “renovación” dentro del peronismo. Incluso desde el grupo Esmeralda, el cual él comanda se ha prohibido el ingreso de dirigentes del núcleo duro de la ex mandataria.

Los desplantes de Insaurralde con el peronismo vienen de vieja data. En las elecciones presidenciales tardó en declarar su apoyo público a Daniel Scioli.

Insaurralde fue anunciado como el pase del año en 2014 al Frente Renovador, en aquel momento en que varios jefe comunales daban el salto del trige, creyendo que el proyecto kirchnerista había caducado. Tal fue el caso del intendente de Merlo, el Vasco Otahacehé, a quien muy bien no le fue, porque perdió contra el camporista Gustavo Menéndez.

vidal

Los militantes kirchneristas le dedicaron una canción al grupo de los intendentes que se iban. “No pasa nada, no pasa nada, todos los traidores se van con Massa”. Claro que el grupo integraba a Insaurralde, quien no salió a desmentir su pasaje al Frente Renovador, pese a que el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, lo dio por hecho.

Insaurralde logró fama política después de que Cristina lo pusiera como cabeza de lista de diputados en las elecciones legislativas de 2013. Pasada la elección, el intendente no se mostró agradecido y se recluyó. Después intentó armar una lista de intendentes por fuera del kirchnerismo, pero no le sirvió.

Ahora, con el caballo cansado, Insaurralde vuelve al kirchnerismo, el partido que le dio entidad política. Ahora resta saber qué lugar le darán a los dirigentes que vuelven. Insaurralde, sin destino claro.

Comentarios

comentarios