Sergio Casco, canto lírico y chamamé


En el marco de la 27° Fiesta Nacional del Chamamé y 13° Fiesta del Chamamé del Mercosur, que se desarrolla desde el 20 hasta el 29 de enero en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, de la ciudad capital provincial, IB24 conversó con Sergio Casco, Tenor, cantante lírico y chamamecero oriundo de esta ciudad bañada por el Río Paraná.

-¿Cómo surge la experiencia de fusionar chamamé con canto lírico?

Surge de la idea de demostrar cuanto amo a nuestra música del litoral, esa música que tengo en mis raíces, que me acompaña desde niño, porque mi historia musical comienza a los siete años, cuando mi papá me regaló un acordeón al piano y allí comienzo a tomar clases y obviamente que lo que primero que aprendo es a tocar chamamé y ya en esa época había participado en festivales en Córdoba y San Juan donde fui con el grupo de Mataco Lemos. En el año 1994 la participación de los tres tenores durante el Mundial de Fútbol y allí me surge el sueño de pensar que algún día podría hacer algo así, que no era algo para “privilegiados”

 -¿Cómo recibe el público correntino esta fusión de canto lírico con chamamé?

Las devoluciones que tuve son todas excelentes, y obviamente siempre espero el plano crítico que es el que a mí me sirve, y hasta el momento no recibí críticas más grandes que las que me hago a mi mismo, de todos modos siempre hay cosas para mejorar, este estilo no es el que vivo cantando, y como todo estilo merece su respeto, formación y trabajo y en la Fiesta tratamos de hacer lo mejor posible y recibimos un caluroso aplauso del público.

-¿Estuviste en Europa cantando?

Sí, estuve en Europa el año pasado. Primeramente gané una beca en el año 2000 y hasta el 2003 estuve becado en Roma tomando clases y perfeccionándome, allí volví el año pasado y conocí a un gran maestro llamado Rolando Nicolossi, que fu pianista de Pavarotti, Plácido Domingo, José Carreras, entre otros, y tuve la suerte de tomar lecciones con él, sin que me cobre nada, y comencé a participar en otros concursos de canto aunque ya llegue tarde a todo, tengo 38 años y tengo que buscar que tipo de concursos aceptan gente de mi edad.

-¿Por qué tarde a todo?

Y, yo estoy un poco grande, digamos, de edad, si bien los sueños nunca se fueron, hacer carrera a la edad que tengo es un poco más difícil, pero hay concursos que son libres de edades y otros cuyo límites es 32 años. Uno de éstos concursos libres de participación, se hizo en Rom el año pasado y pude participar, y allí me convertí en el primer argentino en ganar este tipo de concursos en su edición número 21, fue un día mágico, soñado. Luego, en otro concurso internacional de cantantes líricos en Turín quede quinto.

-¿Cómo hijo de estas tierras, qué es el chamamé para vos?

El chamamé es una expresión sanguínea, creo que una persona cuando canta chamamé está salpicando sangre hacia todo el público y hace que la gente se tonifique y se contagie de esta música…no sé si es la expresión correcta, pero es como cuando te dicen: “cantá con sangre chamigo”…(risas)…a eso me refiero, a que uno saca el cien por ciento de lo que es cuando canta o toca chamamé.

Por Maximiliano Borches

 

Comentarios

comentarios

×