Salta, cuna del voto electrónico

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, es hoy el mayor impulsor del voto electrónico que propone Macri como cambio para las próximas elecciones.

Por Josefina Adrove, exclusiva para InfoBaires24

Urtubey promociona el sistema a través de los diferentes medios del país y en conferencias de cuerpo presente, como la que se realizó el pasado 3 de octubre en la sede que la Universidad FASTA (Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino) posee en la ciudad de Mar del Plata y en la que cayó en la torpeza de usar a un joven con Síndrome de Down para demostrar las «facilidades de uso» de las máquinas de la empresa internacional Magic Software.

En Salta se vota electrónicamente desde hace dos elecciones. Sin embargo, durante las jornadas electorales hubo innumerables maquinas que dejaron de funcionar, boletas que no tenían impreso los candidatos que los electores seleccionaron y sospechosos cambios de computadoras en los cuartos oscuros. En algunos municipios de la provincia la cantidad de votos emitidos era mayor que los empadronados. Incluso estuvo expuesto en la web del Tribunal electoral salteño y luego por las denuncias en las redes sociales, eliminaron la publicación. La sospecha de fraude, por lo tanto, aumentó. 140 millones de pesos costaron en la provincia estos equipos informáticos que carecen de confiabilidad.

La empresa Magic Software también sería la proveedora de máquinas a nivel nacional en caso de que se apruebe por ley en ambas Cámaras la Boleta única Electrónica.

En Salta, ante las innumerables irregularidades en la última elección en 2015, se solicitó difundir el código fuente del programa que se usa en las máquinas, pero tanto el Gobierno provincial como el Tribunal Electoral se negaron a hacerlo.

Si concretan el cambio en la modalidad electoral, utilizando el mismo sistema informático que se usó en Salta, estaríamos frente a una posibilidad de fraude. Y cuando se vulnera la voluntad popular, peligra la democracia.

Consultamos al ingeniero en sistemas Diego Saravia, quien expresó: “Negar el código fuente es como que te vendan un auto y te suelden el capó para no ver cómo funciona el motor. Lo que está faltando son los planos de la operación de software. El software son instrucciones que sigue la máquina. Magic Software argumenta que el código fuente es propiedad intelectual de la empresa, pero todos sabemos que es software libre, porque así está publicado en la página web de la firma. No hay ninguna respuesta que sea sostenible por parte del Tribunal Electoral ni de la empresa para justificar el ocultamiento, salvo el fraude. Por eso desafío al Gobierno a que publiquen el código fuente y ahí va estar patente qué es lo que hace la máquina. Además, sostengo que es muy posible modificar el voto del ciudadano, ya que existen varios programas con los que se puede controlar cualquier computadora y a distancia.”.
Existe una manera de hacer confiable este sistema?

Según Saravia, “se necesitan dos cosas: una es que el ciudadano verifique si es que la boleta tiene impreso a los candidatos que eligió. (Ahora, esto sólo sirve si después los fiscales pueden contar a mano los votos, pero esta segunda posibilidad, aquí en Salta, está impedida por el Tribunal Electoral que no deja a los partidos políticos intervenir en el escrutinio definitivo, con el argumento que esto retrasa el proceso de elección). Y otra, es un acuerdo político entre los partidos participantes para fiscalizar las elecciones.

Hoy, Macri y sus aliados muestran un sospechoso apuro por implantar el voto electrónico. Un sistema criticado hasta por el creador de Wikileaks, Julián Assange, y que fue descartado en la mayoría de los países europeos por considerarlo sospechoso y deficiente. Los instrumentos son una herramienta o un arma según en manos de quienes caigan. Hoy caería en manos de empresarios o CEOS. Hasta Obama expresó sobre el peligro de tener un país con CEOS en el gobierno. Difícilmente se pueda construir una Democracia plural y de calidad si nos gobiernan los CEOS. Harán lo imposible por lograr los resultados que se proponen. Entre ellos dos importantes: la dominación económica y política de una sociedad y el saqueo de los recursos.

Si concretan el cambio en la modalidad electoral, utilizando el mismo sistema informático que se usó en Salta, estaríamos frente a una posibilidad de fraude. Y cuando se vulnera la voluntad popular, peligra la democracia.
Las elecciones son la única oportunidad que tiene el Pueblo de expresar su voluntad política, y lo hace cada dos años. No debería haber apuro ni simplificaciones en un acto de tamaño valor.

Comentarios

comentarios