Rachid: “Los derechos no se discuten desde la economía, se exigen desde el respeto a los hombres”


1- Cuando desde el fondo de la historia de nuestro país, recordamos las luchas de nuestros Padres Fundadores por los derechos de los hombres y mujeres de su tiempo, nos encontramos con las respuestas del poder económico, que siempre privilegió el marco estratégico de sus negocios, por sobre las necesidades e intereses del pueblo argentino.

2- Así desde Artigas exigiendo la Reforma Agraria y la libertad a los esclavos, que fue rechazada en la Constituyente de 1813, por haber sido elegidos los delegados entre la “chusma”, en vez de los “decentes” que había indicado el poder porteño, dominado por comerciantes, contrabandistas y especuladores. Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia.

3- Lo mismo le pasó a Facundo demonizado como “la barbarie” por Rivadavia y la oligarquía porteña, al negarse a trasladar la Casa de la Moneda desde La Rioja a Buenos Aires, como le exigieron y combatieron por ese botín, en nombre de la “civilización” que tenía nombre y apellido: la Mining Co, empresa inglesa asociada con Rivadavia, que exigía la explotación de Famatina. ¿Le suena?

4- Si seguimos el hilo histórico podemos mencionar los aplausos porteños a la flota inglesa y francesa que venía a dominar el comercio internacional, a traer al mundo a nuestro país, que abría nuestra economía y nos ponía a tono con los mandatos de la época. Lástima para ellos, Rosas no pensaba lo mismo y les dio batalla a lo largo del Paraná desde Obligado a Quebracho y Tonelero con cien escaramuzas más. }

Otra vez estos “xenófobos”, decían los diarios ingleses. Similar caracterización al populismo de hoy.

5- Lo intentaron con Irigoyen y con Mosconi que se opuso a entregar el petróleo, apenas descubierto en Comodoro Rivadavia en 1907 a la voracidad imperial, por el contrario se volcaron a construir soberanía con la producción de nuestras propios combustibles y erigir una empresa líder en el mundo como YPF, que desarrolló a lo largo de años, la Patagonia con esfuerzo nacional, dando respuestas a las necesidades del pueblo. No se discutían tarifas, se discutía de Patria. Hoy esa simbología no existe en el léxico gobernante. Patético.

6- Con Perón fue peor, desde que el Líder se opuso a las nuevas herramientas inventadas por el capitalismo liberal como los acuerdos de Bretton Woods, o sea el Fondo Monetario Internacional, al cual el peronismo se negó a integrar, siendo una de las causas del golpe anglo norteamericano de 1955, que en forma veloz integró dicha institución de la mano de Presbich, derogando por decreto la Constitución de 1949 que establecía la propiedad inalienable de los recursos naturales, como así los derechos sociales y humanos básicos del pueblo. ¿Le suena la entrega? Volvió ahora el FMI y sus auditorías coloniales.

7- No pasaron muchos años desde esos acontecimientos para que primero Frondizi, luego Onganía, siguiendo con Videla y compañía, que los recursos del estado fueron violados en nombre de la lógica “políticamente correcta”, para entregarlos a las empresas multinacionales, pero lesivas para el hombre argentino, porque debíamos acceder a las inversiones de capitales a los cuales, les ofrecíamos todo tipo de garantías que no se daban a nuestras empresas nacionales.

Como ahora, en un calco de entrega de soberanía. Cualquier cuestión de interés nacional, exceptuada del análisis.

8- En los 90 se consuma en nombre de un seudoperonismo claudicante, la decapitación salvaje del estado nacional, con las privatizaciones de las empresas monopólicas del estado, la apertura de la economía, la destrucción de la industria nacional, la flexibilización laboral, la destrucción y apropiación del sistema previsional, la intrusión del lucro en los sistemas solidarios de salud y las “relaciones carnales” con EEUU. Una Argentina que no pensábamos volver a vivir. Nos equivocamos, estaban al acecho y lo lograron, repitiendo la historia nuevamente como tragedia.

9- En este marco de situación se da la discusión de las tarifas, donde el derecho de los hombres aparece borrado, donde la lógica pasa por otros carriles, donde prima el lucro por sobre el modelo social, donde se privilegia las empresas extranjeras en detrimento de YPF y las pocas nacionales, donde se apuesta a caracterizar a los recursos naturales como comodities, antes que como la llave estratégica del país, como eje de soberanía nacional. Una claudicación más, cipaya y colonial.

10- Los peronistas, las fuerzas nacionales y populares, aún la izquierda sorda presentaron un frente común, pero entrando la mayoría de las respuestas en la lógica del enemigo neoliberal, dando respuestas supuestamente racionales a la construcción del costo del gas, confrontando en el terreno de “ellos”, cuando en realidad debemos plantear que la luz, el agua y el gas son derechos humanos esenciales del pueblo y deben ser evaluados como tales, lejos de la lógica del Mercado. Si el tema es el dinero, volvamos a las empresas estatales monopólicas, como sucede en muchos de los países en los cuales dicen, se quieren reflejar los macristas. No hay Patria sin pueblo, no hay Nación sin Estado, no hay futuro sin Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política. Lo demás es verso.

Jorge Rachid

Comentarios

comentarios

Jorge Rachid

Jorge Rachid

MEDICO DE BARRIO Y DEL TRABAJO-MILITANTE PERONISTA-PROFESOR EN LA SOCIALES EN UNLZ-ESCRITOR-PRESIDENTE DEL IDEARIO ARTIGUISTA INSTITUTO DORREGO RELAP DE PPM