En primera persona: trabajadora denuncia persecución política del gobierno porteño


Una mujer, con discapacidad, denuncia que le pagan menos del salario mínimo, que la amenazan con no renovarle el contrato y que la obligan a hacer partidismo por el PRO.

Hola:
Mi nombre es Natalia Verónica Gulino.   Me dirijo a ustedes con el fin de hacerles llegar mi testimonio y  denuncia. Necesito contarles la situación de precariedad laboral por la que me encuentro pasando desde hace ya 8 años en el Gobierno de la  Ciudad, en COPIDIS, que es la Comisión de Discapacidad del Ejecutivo Porteño, siendo aún yo una persona discapacitada.

Me pagan menos del salario mínimo, vital y móvil y año tras año me amenazan con no renovarme el contrato  y cuando se renuevan los mismos, estoy muchos meses sin cobrar. También,  me persiguen y hostigan todo el tiempo por  no hacer trabajos partidarios para el PRO.

Tengo 34 años y ya es insostenible seguir de este modo, cuando además,  hay legislación laboral que regula un cupo en el estado que está  reservado para personas con discapacidad. Dicho cupo, tanto en nación como en ciudad, no son topes, sino mínimos que deben cumplirse y en casi ningún organismo los cumplen porque no les interesa la empleabilidad formal de los discapacitados.
Pese a tener buena formación y experiencia, no me valoran y el maltrato es constante. Me siento muy sola porque son muchos años que vengo peleando por mi estabilidad laboral, la que es un derecho y no logro ser escuchada.

 

 

 

 
Mi reclamo concreto, es el inmediato pase a la planta permanente con el reconocimiento de la antigüedad acumulada a lo largo de todos estos años y la actualización salarial.

Les solicito, tengan a bien tomarse un momento para interiorizarse sobre mi situación, la que necesito visibilizar en los medios masivos de comunicación.

También, les pido, que puedan compartir entre sus colegas dicho material, así más compañeros pueden tomar conocimiento de lo que me pasa y darle difusión.

Sé que son tiempos difíciles, pero espero que puedan conocerme y atender mi caso, dedicándole un espacio en sus programas de radio y TV, en diarios y portales de internet, así como también, en sus agrupaciones sociales y de militancia política, de la mejor manera que lo crean conveniente.

Comentarios

comentarios

×