El primer edificio solar del país ya funciona en Mendoza

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

En pleno corazón de Godoy Cruz, fue inaugurado el primer edificio privado de departamentos que genera su propia electricidad y agua caliente mediante energía solar. Fue declarado de interés municipal.

El proyecto, encarado por la empresa local Cosntrucciones SRL, no solo marca un hito en la provincia en cuanto al manejo energético, sino que además traza el rumbo de los nuevos modelos de negocios inmobiliarios.

Construcciones 14, tal el nombre del edificio, es el resultado de un fideicomiso compuesto por al menos unos 77 inversores que ven en la sustentabilidad una opción ineludible, pero además una manera segura de hacer negocios. “Nuestro sistema de trabajo, mediante fideicomisos, permite ser parte a cualquiera de una inversión inmobiliaria segura, eficiente y con rendiciones de cuentas periódicas”, indica Ángel Righi, gerente general de la empresa.

“Lo que planteamos es una decisión inteligente”, cuenta Matias Righi, gerente comercial de Construcciones SRL. Y agrega ampliando el concepto “no contaminamos, cuidamos el planeta, estamos ahorrando dinero pero además sin perder los niveles de confort porque tenemos las mismas prestaciones que con la energía convencional. Está en el ADN de nuestra empresa, como así también esta darle a pequeños inversores la posibilidad de ser parte de un proyecto inmobiliario. Entendemos que hay un rol social que va aun más arriba que el tema del lucro, pensando desde qué lugar le estamos dejando a las nuevas generaciones.”

Desde lo técnico, los paneles que se dividen de acuerdo a su cometido en paneles de energía solar fotovoltaica, que genere electricidad para iluminar los espacios comunes y lo que se traduce en un 100% de ahorro. Por otra parte se encuentran los paneles de energía solar térmica que produce agua caliente para cada uno de los 8 pisos que albergan los 32 departamentos que componen el edificio, logrando ahorrar hasta un 80% en el consumo.

Pero el innovador complejo también cuenta con dos plan B. “En el caso de que hubiera demasiados días nublados, más allá de que los paneles siguen cargando, el edificio cuenta con paso automático que conecta a la energía convencional. Lo mismo pasa con el agua caliente, en el caso de que se necesite subir un par de grados la temperatura cada unidad habitacional cuenta con un termo tanque”, explicó Angel Righi.

Para algún desprevenido que un no reconoce los beneficios de las energías alternativas se puede decir que cada uno de los 18 colectores solares instalados equivale al impacto que tienen en el medioambiente unos 600 árboles, lo que significa que con este edificio se estaría logrando un beneficio equivalente al que general 10.800 árboles. “Capturamos el dióxido de carbono comparable a un bosque de 15 hectáreas. Como no nos va a entusiasmar esto. No somos héroes, sino un grupo de inversores que decidió gastar menos del 3% más de la inversión total para tener ambos sistemas. Creo que hay empresarios que hacen megas obras y prodian hacer más que nosotros”, sentencia orgulloso Matias Righi.

“Entendemos que no podemos seguir construyendo como hace 100 años, tiene que haber un cambio de conciencia y tiene que empezar desde los ciudadanos que elijan productos sustentables, pero también desde los empresarios. Tenemos que ofrecer soluciones que estén más comprometidas con el medioambiente y entendíamos que la energía solar era un buen comienzo para ir hacia la sustentabilidad. Mendoza tiene condiciones climáticas excepcionales para aprovechar la energía solar, es una combinación perfecta”, resalta Righi.

Comentarios

comentarios