Ayer, el presidente


J. C. Romero López  Por Juan Carlos Romero López

Ayer, el presidente

decidió cerrar la Plaza del Pueblo

vayarla, llenarla de gendarmes.

Ayer, el Presidente

de un gobierno de gerentes

con libreto importado

trabajó para el olvido

para la división y el odio entre Argentinos.

Ayer, la vicepresidenta

saludó a un amigo invisible

en una calle vacía.

Ayer, la vice y un ministro

maniobraban sólos sus sillas de ruedas

rodeados de funcionarios

ni siquiera uno los ayudaba

no se quieren ni entre ellos

Ayer el presidente

extirpó la escarapela

y mandó a los Patricios

a tocar a un centro comercial

de capital extranjero.

Ayer, el presidente

resolvió no invitar embajadores

ni mandatarios de países hermanos,

esa chusma…

aislándonos del mundo.

Ayer el presidente

derogó la alegría, los festejos

y ofreció un locro para seis octogenarias

del norte rico de Buenos Aires

a puertas cerradas en Olivos

sonriendo para las cámaras

de los medios amigos

por ahora

Ayer, el presidente

abolió la Revolución de Mayo

y hoy el pueblo empieza a preguntar “de qué se trata?”

Ayer, el presidente

inauguró el fin de la estafa

se mostró tal cual es

cumpliendo su palabra

de no jurar por la Patria.

Pero ya lo dijo el poeta:

“la Patria es un peligro que florece”

y florecerá sin duda

mas temprano que tarde

a pesar del Presidente

cuando los envenenados por los diarios

al fin despierten

y será ayer, el Presidente

de un gobierno de gerentes

con libreto importado

para que gobierne al fin, el pueblo.

Comentarios

comentarios

×