Oscar Cuartango: La educación y el trabajo desde Perón hasta Macri


Oscar Cuartango

El sistema educativo argentino, surgió fuertemente influenciado desde Estados Unidos a través de las “maestras de Sarmiento” se correspondía con los intereses de las clases dominantes y se estructuró en base a una escuela primaria direccionada a generar individuos que sólo saben leer y escribir,  destinados a  ser la mano de obra barata en el campo, en los frigoríficos y en los ferrocarriles etc. en el marco de un modelo económico agroexportador

La enseñanza media, maestros, bachilleres y peritos mercantiles, cubren los empleos públicos;  satisfacen las necesidades de las empresas privadas.

En ese esquema había muy poca cabida para la enseñanza técnica, ya que podría generar una eclosión industrial capaz de quebrar el esquema económico impuesto. La universidad, destinada a la clase alta, debía de brindar los grandes burócratas: “los doctores, dirigentes de las empresas privadas y a la vez funcionarios políticos”

A partir del golpe de estado acaecido el 4 de junio de 1943, que puso fin a lo que Arturo Jauretche denominara acertadamente la “Década Infame” esta situación tendió a revertirse sustancialmente.

Los conceptos Educación y Trabajo se entrecruzan e interrelacionan desde los orígenes mismos del movimiento político surgido en esa época.

Los conceptos Educación y Trabajo se entrecruzan e interrelacionan desde los orígenes mismos del movimiento político surgido en esa época.

Perón en 1943 crea y se designa titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión, antecedente del actual Ministerio de Trabajo de la Nación

“Las 20 verdades peronistas” a las cuales en forma intencionadamente parcializada hizo referencia el Presidente Macri  en uno de los actos conmemorativos del 1ero de mayo, dicen que CADA UNO DEBE PRODUCIR POR LO MENOS LO QUE CONSUME, y si bien la cita es correcta, no se limita a ello, junto con “Los Derechos del Trabajador”,  lo establecen como un derecho deber, cada uno tiene derecho a un trabajo que le permita subvenir las necesidades de su grupo familiar  y además establece que “Para el peronismo existe una sola clase de hombres, los que trabajan”.

En los derechos del trabajador  se establece el derecho a la capacitación, que debe tender a la elevación de la cultura y la aptitud profesional, generando igualdad de oportunidades

En esa dirección, en 1945 se creó la COMISIÓN NACIONAL DE APRENDIZAJE Y ORIENTACIÓN PROFESIONAL, que tenía por objetivo regular la formación de los jóvenes en las fábricas

En 1948 mediante ley 13.229 se crea la UNIVERSIDAD OBRERA, que dependía de la Comisión referenciada y debía tender a generar profesionales de origen obrero. Su rector debía ser un trabajador y sus alumnos también, que luego del golpe cívico militar de 1955 sería transformada en la U.T.N. en 1958 y alteradas sustantivamente sus características originarias.

Al inaugurar el ciclo lectivo 1951 Juan Perón dijo: “el día que llegué al poder me encontré con una patria que era injusta con sus hijos… empezando con sus mejores hijos que son los trabajadores. La patria era una palabra vacía que se pronunciaba para adornar discursos en los días memorables de sus pasadas glorias. La patria que dejaremos a las nuevas generaciones, a los niños, a los jóvenes de hoy, es una patria justa, en cuyo seno no existe más que una sola clase de argentinos: la de los que trabajan, y no existe más que un solo privilegio: ¡el de los niños!”.

El día que llegué al poder me encontré con una patria que era injusta con sus hijos… empezando con sus mejores hijos que son los trabajadores

En su mensaje a la Asamblea Legislativa el 25 de mayo de 2003 No hay un factor mayor de cohesión y desarrollo humano que promueva más la inclusión que el aseguramiento de las condiciones para el acceso a la educación señaló: “No hay un factor mayor de cohesión y desarrollo humano que promueva más la inclusión que el aseguramiento de las condiciones para el acceso a la educación, formidable herramienta que construye identidad nacional  y unidad cultural, presupuestos básicos de cualquier país que quiera ser Nación.”

No hay un factor mayor de cohesión y desarrollo humano que promueva más la inclusión que el aseguramiento de las condiciones para el acceso a la educación

 

Los fundamentos

Un proyecto de país con desarrollo y justicia social requiere absolutamente del aporte de un sistema educativo que lo sustente.

Maestros bien formados y reconocidos dignamente en su profesión que enseñen  a sus alumnos a aprender, a ser solidarios, a comprometerse con el bienestar y la justicia y a integrarse activamente en la construcción de la comunidad que garantice para todos el ejercicio de sus derechos.

El Estado Nacional, las provincias y los municipios asuman con firmeza  y convicción sus responsabilidades indelegables, entre ellas, la educación popular de calidad y sin excluidos.

Las fuerzas del trabajo y  la producción participando en la elaboración de los lineamientos para una educación al servicio del crecimiento personal y el desarrollo colectivo, con los pies en la tierra y mirando al futuro.

Para nosotros el proyecto nacional y popular al servicio de una Argentina justa, libre y soberana, fuertemente integrada a la región y al mundo, demanda ideas claras y precisas a fin de avanzar en un sistema de educación capaz de ser un eje fundamental de las políticas públicas.

En síntesis, hablar de educación y trabajo, no es hacerlo desde las categorías intelectuales solamente. Implica una definición estratégica que señale el lugar que ocupará en la agenda política de la Argentina y la lucha para alcanzar el desarrollo con justicia social.

 

  1. Logros durante la anterior gestiòn 

Se trató de la reconstrucción del sistema educativo  nacional a partir de los siguientes ejes:

 

  1. La legalidad expresada mediante la sanciòn de  la sanciòn de leyes fundamentales

 

ley 25864/03 de garantía del salario docente,

ley 25919/04 de incentivo docente,

ley 26058/05 de Educación Técnico Profesional,

ley 26061/05 de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes,

ley 26075/05 de Financiamiento Educativo,

ley 26150/06 de Educación Sexual Integral,

ley 26206/06 de Educación Nacional.

La Provincia de Buenos Aires sancionó la ley 13688/07 de Educación Provincial siendo la primera provincia en adecuar su sistema escolar a las nuevas normas nacionales.

 

  1. El federalismo educativo 

A partir de la clara definición política de que el gobierno y administración del sistema educativo es una responsabilidad concurrente y concertada del Poder Ejecutivo Nacional  y de los poderes ejecutivos de las provincias y de la CABA, la consolidación del Consejo Federal de Educación como órgano de coordinación de la política educativa nacional.

 

  1. La recuperaciòn de la Educaciòn Tècnica 

La ley de Educación Técnico Profesional (ETP) y una inversión superior a 6 mil millones de pesos provocaron un crecimiento de la matrícula

 

  1. Otros avances y logros: 
  • La inclusión escolar.
  • La jerarquización de los docentes.
  • El mejoramiento de la infraestructura escolar.
  • La incorporación de las nuevas tecnologías didácticas y comunicacionales.
  • La incorporación de nuevas propuestas en la educación de jóvenes y adultos.
  • La universidad al servicio del proyecto nacional y popular.
  • El incremento de la inversión educativa.

Hasta alcanzar los 6 puntos de PBI, llevando el Gasto Consolidado en Educación de 13.700 millones a 256.000 millones de pesos para el periodo 2003-2015.

 

  1. El retroceso neoliberal de Macri – Vidal 

La gestión Macri – Vidal y sus políticas neoliberales están provocando en el ámbito educativo:

El incumplimiento deliberado de la normativa vigente, en particular de la ley de Educación Nacional.

La desactivación del Consejo Federal de Educación tornándolo un órgano inoperante para el gobierno de la educación, a pesar de los esfuerzos que algunas jurisdicciones realizan para tratar de revertirlo.

La desactivación de los planes y programas de inclusión vaciándolos de contenido y significación, además de su sostenido desfinanciamiento.

La negativa a convocar la paritaria docente a nivel nacional incumpliendo la ley de financiamiento educativo que provoca una situación crítica sin precedentes, fomentando un enfrentamiento cuya gravedad ha llegado a incluir la represión de los docentes por parte de las fuerzas de seguridad.

La reducción drástica de los planes de mejora de la infraestructura escolar a un número mínimo de edificios de nivel inicial.

La interrupción de la entrega de equipamiento tecnológico a escuelas y alumnos (Plan conectar igualdad), de libros (Plan Nacional de Lectura), de equipamiento de laboratorios, útiles escolares, materiales didácticos, entre otros.

La supresión del financiamiento de programas de Políticas Socioeducativas.

En síntesis, al negar la responsabilidad principal e indelegable del Estado Nacional como garante del funcionamiento del Sistema Educativo Nacional con criterios de justicia social, auténtico federalismo y complementación con las jurisdicciones, se desconocen e incumplen las leyes educativas vigentes, exponiendo a la educación a un empobrecimiento de difícil retorno.

Para un país de pocos, de ricos y de privilegios, sin industria nacional, con un mercado interno invadido de productos importados, con una progresiva flexibilización laboral, ¿para qué se necesita un proyecto educativo enraizado en el proyecto nacional del crecimiento con justicia y sin exclusión?

Para un país de pocos, de ricos y de privilegios, sin industria nacional, con un mercado interno invadido de productos importados, con una progresiva flexibilización laboral, ¿para qué se necesita un proyecto educativo enraizado en el proyecto nacional del crecimiento con justicia y sin exclusión?

  1. Propuestas hacia el futuro

 Retomar la construcción de un sistema educativo federal, cohesionado y equitativo, que valorice la acción política del Ministerio de Educación y Deportes así como de sus pares provinciales y del Consejo Federal de Educación.

Acercar los avances tecnológicos a todos los sectores sociales y fortalecer los vínculos entre educación, trabajo  y producción.

Una escuela inclusiva y de calidad donde niños/as, jóvenes y adultos y los docentes sean respetados como sujetos de derechos sin que nadie quede afuera y donde todos aprendan

“Ni la inteligencia ni el saber pueden estar reservados a una sola clase social; el saber, la inteligencia y el cultivo de la cultura del hombre deben estar al alcance de todos (…) los más modestos como los más poderosos. (…) No me explico por qué  la clase trabajadora no ha de luchar porque uno de sus hombres sea el que mañana tome el timón del Estado.” (Juan Domingo Perón, 1947)

 

Comentarios

comentarios

×