Nuestro lugar en el Cosmos


 

 

Por Guillermo Magadán

 

 

En la imagen simulada por computadora puede verse Laniakea. En el minúsculo punto rojo se encuentra la Tierra.
En la imagen simulada puede verse Laniakea. En el minúsculo punto rojo se encuentra la Tierra.

 

 

Hasta ahora, si quisiéramos enviar una hipotética carta, en nuestra dirección deberíamos escribir, Tierra, Sistema Solar, Vía Láctea y Universo. Hasta ayer esta era nuestra dirección en el Cosmos. Ahora hay que agregarle el término Laniakea, un supercúmulo de 100.000 galaxias entre las que se incluye nuestra Vía Láctea y en el que la Tierra es inmensamente pequeña. El significado de la palabra Laniakea es “cielo inmenso” en hawaiano, como homenaje a los navegantes polinesios que usaban sus conocimientos sobre la bóveda celeste para recorrer el océano Pacífico.

Laniakea es una red de galaxias vecinas o supercúmulo que integra un fenomenal conjunto de estrellas y planetas que abarca unos 520 millones de años luz y 100.000 billones de estrellas. Se trata de un complejo conjunto, en el que la Vía Láctea, con sus 200.000 millones de estrellas y sus 100.000 años luz de diámetro, es totalmente insignificante.

La investigación, publicada en la revista Nature, ha sido encabezada por un equipo de investigadores liderado por el astrónomo Brent Tully, de la Universidad de Hawái.

“Por fin se han establecido los contornos que definen el supercúmulo que podemos llamar hogar”, dice Brent Tully. “Esto no es diferente de descubrir por primera vez que tu ciudad natal es en realidad parte de un país mucho más grande que limita con otras naciones”.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×