Norberto Froiz: “Veo un panorama muy parecido a los ’90”


El secretario general de la Asociación Obrera Textil (AOT), Norberto Froiz, realizó un balance del último tiempo en su sector. Reiteró que el gobierno nacional continúa sin tomar nota de la grave situación por la que atraviesa el sector y pronosticó un futuro complicado. El gremio se reúne con los funcionarios, te dicen todo que sí, pero no hay medidas específicas para cuidar la industria textil.

En diálogo con el periodista Nicolás Grande de El Civismo, el secretario general del gremio textil realizó un balance de esa acción y respondió sobre el vínculo con el sector patronal local. Dijo, en cuanto a la gestión de Cambiemos, que “no hay una política de salvar a la industria textil”.

Tras recordar que su gremio está en estado de alerta y movilización, Froiz aseguró que para el rubro textil,  fue un año complicado. “Esto se venía venir en mayo o junio. La política económica del gobierno apunta a la importación y a que un textil se reconvierta. ¿En qué nos vamos a reconvertir? ¿Cómo vamos a reconvertir a un tejedor? ¿Lo vamos a reconvertir en un panadero? Creo que están equivocados”, aseguró el dirigente gremial.

La política económica del gobierno apunta a la importación y a que un textil se reconvierta. ¿En qué nos vamos a reconvertir? ¿Cómo vamos a reconvertir a un tejedor? ¿Lo vamos a reconvertir en un panadero? Creo que están equivocados

Froiz sostuvo que “Cada trabajador tiene su oficio que aprendió trabajando día a día. Vemos que no hay una política de salvar a la industria textil. Los del gobierno son empresarios a los que sólo les importa que les cierren los numeritos, a costa de los puestos de trabajo de los compañeros. Esto no pasa solo con los textiles, se está viendo en todos lados, se ve en los comercios donde bajaron las ventas, en la parte metalúrgica, en gastronomía. Uno mira la calle San Martín y cada vez hay más locales que se alquilan”.

En otro tramo de la entrevista, Froiz describió un panorama del sector poco alentador. “Siempre enero y febrero fueron meses de cierto parate. Muchos están trabajando al 50 por ciento. Algunos tienen esperanzas. En mi caso veo un panorama cada vez más parecido a la década del 90. Esta situación ya la pasamos y la vivimos. Ojalá me equivoque, pero no veo muchas expectativas”.

Los del gobierno son empresarios a los que sólo les importa que les cierren los numeritos, a costa de los puestos de trabajo de los compañeros.

“Uno puede tolerar que entre algo de mercadería de Brasil y China, pero no a mansalva. Cheeky compró la producción de un año a China. Esos talleres no van a tener trabajo el año que viene. A nivel nacional, el gremio se reúne con los funcionarios, te dicen todo que sí pero no hay medidas específicas para cuidar la industria textil. Eso sí, muy lindo, te dan el cafecito y te atienden pero nada de medidas concretas. La situación económica se agrava porque aumentaron los insumos, la luz, el gas, la inflación, la devaluación. Hoy a los empresarios les conviene comprar un kilo de hilado chino o brasilero y no producirlo”.

Comentarios

comentarios