“No vamos a permitir que el juez Griesa derrumbe el sueño de los que apuestan al trabajo y a la producción”


Después de más de 18 horas de debate y tras iniciar una recorrida por el interior del país que incluye visitas a las provincias de Córdoba, Catamarca y Chubut, Domínguez enfatizó: “Toda la dirigencia política, candidatos y no candidatos, opositores y oficialistas, tiene la tarea de hacer que el único interés que prevalezca sea el de la Patria”.

“Con la sanción de la Ley de Pago Soberano, Argentina vuelve a decirle al mundo que quiere y está en condiciones de afrontar sus compromisos y que defiende al 93 por ciento de los acreedores que entraron a los canjes de 2005 y 2010 y confiaron en la capacidad de pago de nuestro país”, sostuvo el titular de la Cámara baja nacional. Y resaltó que “nuestra voluntad es que las próximas generaciones reciban un país desendeudado, con capacidad de desarrollo y donde estén vivas las ilusiones del pueblo”.

En ese sentido, Domínguez señaló que “Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner se pusieron al hombro la deuda argentina porque no es justo que siga transfiriéndose de generación en generación, que nuestros hijos y nuestros nietos sigan siendo rehenes de un sistema financiero especulativo”, y agregó: “Nuestros productores, nuestras cooperativas, necesitan un horizonte de crecimiento, con un Estado presente que sea vector del desarrollo”.

Julián Domínguez disertó ante un auditorio de más de 400 productores junto al titular de FECOFE, Isaías Ghio, y volvió a hacer hincapié en la necesidad de un reordenamiento territorial: “El comercio con las potencias asiáticas, principalmente China, nos obligan a mirar el Pacífico y nos exige repensar el orden territorial de nuestra Patria. En ese contexto es fundamental pensar que el futuro del comercio internacional de granos debe quedar en manos de nuestras cooperativas, porque es injusto que algunas pocas multinacionales sigan quedándose con la renta extraordinaria que produce nuestro campo”, explicó.

En la misma línea, sostuvo que “el país desendeudado es el que permitirá a las futuras generaciones continuar por la senda del desarrollo agroalimentario e industrial, y en el que el agregado de valor en origen consolide a la Argentina como la góndola del mundo”, conluyó Domínguez.

Entre los presentes en el evento, cuyo lema fue “Agregar valor, sumar cooperativas, proteger productores”, se encontraban representantes de 87 cooperativas, 9 federaciones y 43 entidades diversas públicas y privadas, provenientes de todo el país. Julián Domínguez estuvo acompañado por los diputados nacionales Fabián Francioni y Luis Basterra, titular de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja; el presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Jorge Ruiz; y el titular del RENATEA, Guillermo Martini.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×