Murió Fayt, el juez anti K que no supo escuchar al pueblo

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El exmagistrado falleció a los 98 años. Se opuso a salir de la Corte, pese a que no podía seguir en el cargo por su edad. Cómo fallo en casos como la ley de medios o la apertura del juicio contra los genocidas.

El ex ministro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, falleció anoche a los 98 años, según informó su abogado Jorge Rizzo en la red social Twitter.

Rizzo, quien fue el abogado de Fayt, confirmó poco antes de la medianoche del miércoles que su hija Graciela le comunicó la noticia: “Salud maestro, gracias por todo”, resumió en su cuenta de Twitter.

Según indicó Rizzo, “no habrá velatorio” y “sus restos serán llevados a su bóveda de Recoleta”.  Por redes sociales se multiplican los mensajes para repudiar a Fayt o para recordarlo.

Fayt fue un juez polémico. Su odio por el kirchnerismo llevó a que no acepte renunciar a su cargo, pese a que los jueces del Máximo Tribunal pueden estar en su cargo hasta los 75 años. Raúl Zaffaroni presentó su renuncia apenas los cumplió, pero Fayt se amparó en un fallo previo y se quedó, hasta que dejó su cargo un día después de que Cristina Fernández deje el poder, para alabanza de los medios hegemónicos.

Fayt tiene dos fallos que pintan su carrera política. Ambos demuestran su perfil ligado más bien a ajustarse a derecho que a comprender tiempos políticos o situaciones sociales. El juez se mostraba escindido del pueblo.

Como juez de la Corte le tocó fallar en la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de obediencia debida  y punto final, que permitieron levantar los indultos a los genocidas de la última dictadura militar y su posterior juzgamiento.

Su fallo fue en contra de la reapertura de los juicios contra los responsables del terrorismo de Estado y su justificación fue “que la decisión deja de lado principios fundamentales del derecho.

El segundo fallo que se le recuerda es el litigio por la ley de medios de Servicios de Comunicación Audiovisual, que llegó a la Corte luego de que el Grupo Clarín la declare inconstitucional por afectar sus intereses económicos.

El juez Fayt fallo en disidencia, cuando los demás magistrados declararon constitucional la norma sancionada por mayoría en el Congreso de la Nación. Su justificación en ese caso fue múltiple:

– Hay un derecho individual a la licencia que tiene la protección similar a la de un derecho de dominio y que involucra el derecho a la libertad de expresión.

– Que una restricción que afecte económicamente a la empresa periodística, es una afectación a la libertad de expresión.

-Como la licencia se equipara al derecho de dominio, no puede restringirse su disposición, y por ello es inconstitucional el artículo 41 de la ley. Hay otros modos menos restrictivos de controlar los fraudes.

Fayt será recordado por los grandes medios como un jurista alejado del poder. El pueblo lo recordará como un traidor a la patria grande.

Comentarios

comentarios