El ministro Bergman dice que los incendios son “una profecía apocalíptica”


El incendio en La Pampa, que desde sus inicios quemó 680 mil hectáreas, registraba tres focos activos y sin control en el sudoeste y permanecía avanzando en el límite con la provincia de Buenos Aires, mientras que el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, visitó la zona afectada y habló de “una especie de profecía apocalíptica”.

El gobierno pampeano, encabezado por el justicialista Carlos Verna, afirmó en un comunicado que el incendio “recién en las últimas horas repercutió en el Gobierno Nacional, que no ha ofrecido ayuda alguna” y sostuvo que “del ministerio del Interior ni siquiera se han recibido llamados de consulta acerca del estado de la situación”. El director de Defensa Civil de La Pampa, Luis Clara, sostuvo que “el panorama actual de los incendios indica que el foco al sur de la ruta nacional 22 se mantiene activo, mientras que de la misma ruta hacia el norte está contenido, quemando hacia adentro”.

“El foco más grande tiene un frente de 15 kilómetros y se mantiene la expectativa de controlarlo, porque si bien es largo, no es demasiado ancho”, destacó.
El funcionario manifestó en comunicado que “en La Adela las zonas afectadas por las llamas suman 180.000 hectáreas. Esto sumado al registro total de la temporada, son 680.000 hectáreas incendiadas en 80 focos de fuego”.

El ministerio de Seguridad de La Pampa informó en un parte de prensa, por su parte, que se restableció el tránsito vehicular en la ruta nacional 154, que estaba cortada desde ayer a la tarde por precaución.

“Siguen activos los focos de incendios en La Adela, Cuchillo Có y Jacinto Arauz donde están trabajando brigadistas de Defensa Civil, bomberos de la Policía de La Pampa, personal del Sistema Federal de Manejo del Fuego y Gendarmería”, precisó.

Asimismo, reportó que a raíz de la situación crítica por los incendios, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la policía de los puestos camineros pampeanos “informan a los conductores sobre los desvíos para llegar a su destino sin inconvenientes” en las vías que comunican con la provincia de Río Negro y la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. El ministerio de Seguridad de La Pampa destacó que “el combate de las llamas se torna complejo debido a la velocidad de los vientos”, que hace ineficaz “la tarea de contra fuego debido a que la longitud de los frentes de incendio es de gran amplitud”.

En la zona, expresó la cartera, trabajan “dos helicópteros, un avión hidrante” y efectivos de seguridad enviados por las provincias de San Luis, Córdoba y Río Negro, para “acompañar la tarea de Defensa Civil, Bomberos de la Policía de La Pampa y Voluntarios, personal del Sistema Federal de Manejo del Fuego, Gendarmería y la Policía de La Pampa”.

El incendio de La Pampa continuaba su avance en el límite con provincia de Buenos Aires, donde se registraban focos a la altura de las localidades de Algarrobo y Mayor Buratovich, en el partido de Villarino.

Bergman, que visitó la ciudad pampeana La Adela y bonaerense Algarrobo junto al titular de la cartera de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, dijo estar “preocupado pero tratando de dar apoyo juntos, provincia y Nación, a intendentes y fundamentalmente a brigadistas y bomberos que ponen su cuerpo y hoy están en este frente de contención y manejo del fuego”.

“Lo que parecía una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto habla justamente de lo que se llama adaptación, que es cómo nos vamos a ir organizando para que frente a lo que hicimos al planeta, que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes, estemos en condiciones de minimizar riesgos”, señaló el ministro de Ambiente.

Bergman advirtió, en declaraciones a las radios La Brújula FM y Rivadavia, que “2016 fue el año de mayor temperatura de las últimas décadas y todo lo que tiene que ver con pastizales y cultivo de cereales es un material combustible de primera magnitud”.

El funcionario destacó las políticas impulsadas por la cartera a su cargo para superar “como pasó en otras áreas, el estado catastrófico” en algunas áreas y atribuyó esa situación a “la falta de inversión y mantenimiento que hemos padecido en estos años”.

Comentarios

comentarios