¡Messiento solo!


J.M. Gorrochategui Cada vez que Lionel Messi no juega en la selección los problemas se multiplican para el combinado nacional. El empate contra Venezuela volvió a demostrar que cuando el astro no está la selección sufre ¡Menos mal que no renunciaste Leo!

Si estás te critico, si te vas te extraño. Hoy por hoy esa parece ser la lógica con la que se lo juzga a Lionel Andrés Messi Cuccitini. Cada vez que el crack rosarino no puede disputar un encuentro con la selección, a esta se la ve desdibujada, es un equipo más. Si les colocamos a los futbolistas nacionales las camisetas de Colombia, Suiza o Portugal nadie notaría mayores diferencias. Así, resulta inentendible que se le caiga al 10 cuando no se logra un objetivo.  Los tres partidos que Argentina disputo en estas eliminatorias con la presencia de “Leo”  tuvieron el mismo resultado, una victoria. Cuando Messi no pudo estar, perdimos como local ante Ecuador e igualamos con Brasil y Venezuela. En cambio, con la presencia del rosarino, Argentina venció a Chile, Bolivia y Uruguay.

El martes, en el 2-2 con la “vino tinto” nuevamente se vio un equipo perdido, timorato y anodino. Apenas se pueden rescatar algunas guapeadas de Pratto y la habitual fiereza de Otamendi. Los demás estuvieron por debajo de su nivel. Bauza intentó un plan B ante la ausencia por lesión de Messi y no logró suplir con la solvencia de un equipo la ausencia de una poderosa individualidad. Se podrá decir que el césped no estaba en condiciones, que Venezuela hizo un gran partido y la mar en coche… La realidad marca que se rescató un punto a los ponchazos tras ir perdiendo 2-0 con un seleccionado que jamás disputó un mundial. A los Di María, Lamela, Biglia volvió a faltarles coraje para hacerse cargo del equipo. Volvió a quedar la sensación de que, si Messi se resfría,nos volvemos en primera vuelta del mundial. O peor aún, ni siquiera clasificamos.

El “patón” tiene la difícil tarea de armar un equipo con y sin Messi. Hoy, parece una misión imposible…

Luego de aquella renuncia a la selección tras la fatídica final en la Copa América Centenario, “Leo” dio marcha atrás en su decisión y brilló en el triunfo ante Uruguay. Vaya si fue clave su regreso que anotó el gol del triunfo. En el país de las hipótesis incomprobables no está de más sumar una. Argentina sin Messi en cancha no hubiese vencido a los charrúas, hoy por hoy líderes de las eliminatorias.

Con una lesión en el pubis que lo tiene a maltraer, será de vital importancia que el astro rosarino pueda jugar la mayoría de los 10 partidos de eliminatorias que restan. No sólo por la alegría que causa verlo con la celeste y blanca (Sin él baja el rating) sino porque resulta fundamental en la construcción de la clasificación al mundial de Rusia 2018.

La próxima doble jornada está a la vuelta de la esquina: Argentina visitará a Perú en Lima el 6 de octubre y será local en Córdoba contra Paraguay el 11. Si Messi no puede estar en esos dos encuentros y el equipo muestra nuevamente las mismas falencias que en Mérida, volveremos a sufrir. El “patón” tiene la difícil tarea de armar un equipo con y sin Messi. Hoy, parece una misión imposible…

Comentarios

comentarios