Masiva movilización de Atilra tras el despido de un trabajador por contactarse con el sindicato


Un hombre discapacitado, que trabajaba hacía 24 años en negro en la empresa “Lácteos MePi” de la ciudad de Luján, fue despedido y sus compañeros amenazados, luego de contactarse con el sindicato Atilra para regularizar su situación laboral.

Rogelio Pighin y Franco Melone, los dueños de la firma, le prohibieron a Eduardo Martín la entrada a la empresa, luego de haber prestado 24 años de servicio en negro, cobrando la mitad de salario, y con una discapacidad motriz que nunca fue contemplada.

¿El motivo? El sindicato de lecheros Atilra hizo una inspección a Lácteos Mepi, descubrió la situación de este empleado y los intimó a regularizarla. Los empresarios culparon a Martín de “pedir protección” e intimaron a sus compañeros a tomar una decisión: o apoyaban a Eduardo y se quedaban sin trabajo, o seguían cumpliendo sus tareas sin protestar.

Desde el 1° de febrero más de 100 trabajadores de Atilra protestan frente a las instalaciones de la empresa, en defensa del trabajador afectado y todos los compañeros que se solidarizaron, quienes tienen riesgo de ser despedidos.

Para el gremio, “es claro que estamos frente a un caso de flexibilización laboral, en el que los empresarios, con el aval del Estado, disponen de la justicia para que actúe muy rápido y en contra de los trabajadores”.

Hoy se realizó una gran movilización frente al Ministerio de Trabajo de Luján, con la participación de los trabajadores y trabajadoras lecheras de varios distritos y otros gremios como la Corriente Federal de Trabajadores de Luján bajo la consigna “ni un puesto de trabajo menos, contra la flexibilización laboral, basta de ajuste”.

Comentarios

comentarios