Marcha para que no queden en libertad los violadores y asesinos de Natalia Melmann


Será el 4 de febrero en Miramar. Un tribunal de La Plata puede dejar en libertad a tres policías por la Acción de Revisión. La familia pide que el pueblo no se calle.

La familia de Natalia Melmann organizó una movilización para el próximo 4 de febrero desde las 21 desde las calles 21 y 28 para impedir que liberen a tres de los violadores y asesinos de la joven de 15 años.

Los tres policías condenados pidieron una acción de revisión que fue comunicada de forma encubierta y que deberá resolverse el 16 de febrero en los tribunales de La Plata, según contó la familia.

La marcha tiene como fin mostrar que la sociedad no se quedará de brazos cruzados si liberan a los condenados por el homicidio.

Natalia Melmann (15) desapareció la madrugada del 4 de febrero de 2001 tras ir a bailar a un boliche de Miramar, y cuatro días más tarde, su cadáver fue hallado en el vivero municipal con signos de haber sido violada, torturada y estrangulada.

En 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mar del Plata condenó a Suárez, Echenique y a Anselmini a reclusión perpetua por “privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía, en concurso con dos o más personas para procurar su impunidad”.

Pero cuatro años después, el Tribunal de Casación redujo la pena a prisión perpetua, lo que les permitió a los condenados obtener beneficios como salidas laborales o transitorias.

Ese fallo fue revocado en 2010 por la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que ratificó la condena a reclusión perpetua, por lo que la defensora de los policías recurrió al máximo tribunal de la Nación, que también confirmó la pena en abril último.

La decisión se conoció luego de que el padre de Natalia, realizara una huelga de hambre de seis días frente al Palacio de Tribunales porteño.

Por el caso, además de los ex policías, Gustavo “El Gallo” Fernández fue condenado a 25 años de prisión acusado de haber ‘entregado” a la adolescente, pero luego de que su pena fuera reducida a 10 años, fue condenado por otro homicidio, de manera que sigue preso.

Comentarios

comentarios