Macri viaja a ver al Papa en una aerolínea italiana

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El presidente le vuelve a dar la espalda a Aerolíneas Argentinas a la hora de tener que realizar un vuelo internacional. En este caso dejó de lado un jet privado y eligió a Alitalia para su viaje a Roma del próximo viernes.

Hace un mes Macri tenía todo dispuesto para viajar a Nueva York por Aerolíneas Argentinas para participar de la reunión de las Naciones Unidas y justo el día antes los pilotos resolvieron una medida de fuerza por 16 horas, que si bien culminó el viernes al mediodía y el viaje de Macri era el sábado, hizo que desde presidencia se decidiese optar por un jet privado ante la “imprevisibilidad” del accionar de los pilotos.

En esta ocasión no hay conflicto en puerta, pero la situación entre los pilotos y Aerolíneas sigue siendo tensa y si bien están en plenas negociaciones, no hay una solución aún al reclamo de los trabajadores y la posibilidad de un paro sorpresivo continúa latente.

Ante esta situación desde presidencia optaron por volar por Alitalia y si bien esto no cayó del todo bien en Aerolíneas, no obstante algunos en la empresa entienden que es mejor así porque no se sabe qué pueden hacer los pilotos. Piensan que son capaces de complicar el vuelo con cualquier argumento para presionar, como ya ocurrió en la vez anterior y que lo mejor que puede pasar en la situación en la que está hoy el conflicto, es que Macri no vuele con Aerolíneas.

Pero no hay dudas que la decisión presidencial les resulta “molesta” porque entienden que sería muy bueno que el presidente vuele por la compañía de bandera nacional. Pero aún así entienden la situación y saben que la decisión en ese sentido y en las actuales circunstancias es la correcta.

Con esta decisión Macri se asegura un perfil público más alto pero sigue castigando a la línea aérea local y con eso a Isela Costantini que ya le pidió en varias ocasiones al Gobierno que le haga el favor de subir al Presidente a la línea de bandera para levantar la moral de la empresa.

Sin dudas que esto implica otra decepción para Costantini, que a veces parece pelear demasiado sola para sacar adelante Aerolíneas Argentinas.

Esta vez habrá comitiva ampliada y familiar para garantizar el examen en Roma. Además de Juliana Awada, irá Antonia, Agustina, hija de Macri con Ivonne Bordeu y Valentina, hija de Awada con el belga Bruno Barbier. Junto con ellos van Susana Malcorra, Fulvio Pompeo, Santiago de Estrada e Iván Pavlovsky.

Comentarios

comentarios