“Los diarios pueden contar quiénes fueron cómplices de la dictadura”


Visité Olavarría con un grupo de jóvenes periodistas para ayudarlos a esclarecer aspectos poco o mal conocidos de la sorpresiva aparición de Ignacio Guido Montoya Carlotto, tema de tapa de diarios y portales en todo el mundo. Luego de varias entrevistas, pensé que era oportuno acudir al diario más importante de la ciudad, el Popular, en busca de algunos datos que permitieran armar el rompecabezas de una historia trágica que tuvo un bello final por esos caprichos del azar y, sobre todo, por la incansable tenacidad de Abuelas de Plaza de Mayo.

Meter las narices en las entrañas de los diarios nunca es sencillo. Ni para mí, que conozco las redacciones desde la época de las linotipos, ni para ellos, mis ocasionales compañeros de investigación que han empezado a tomarle el gustito a los sabores agridulces del oficio. De entrada nomás, los colegas con muy buena predisposición nos abrieron las puertas pero también nos marcaron cordialmente la cancha y nos contaron las reglas: las visitas pueden revisar ejemplares antiguos, pero en ningún caso fotocopiar, escanear o fotografiar contenidos. Es raro. Los medios, que con sobradas razones exigen a gobiernos y políticos que muestren sus cuentas, ponen límites estrictos cuando otros pretenden mirar algunos pliegues de su historia. Creo que Paul Virilio dijo algunas cosas inteligentes al respecto y que no sería mala idea repasarlo un poco.

El Popular, es la nave insignia de un influyente multimedio, propiedad de la familia Pagano. Opera de un modo semejante a otros tantos que circulan en el interior bonaerense y que todavía conservan fuertes rasgos corporativos y feudales. La lista es extensa pero alcanza con algunos pocos ejemplos: La Nueva Provincia, de Bahía Blanca (Massot); La Voz del Pueblo, de Tres Arroyos (Maciel); El Día, de La Plata (Kraiselburd); Ecos Diarios, de Necochea (Ignacio). Es razonable afirmar que estos medios y otros que se editan en Pehuajó, Trenque Lauquen o Junín, por designar algunos casos, fueron a veces socios silenciosos y otras tuvieron conductas ambiguas con la última dictadura militar. Hay sólidas denuncias en torno de este asunto.

POR Raquel Barreto / INFOJUS

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×