Lorenzo Pepe: “El peronismo conformó el movimiento nacional y popular más importante de la historia argentina” Parte 1

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Por Maximiliano Borches

En conmemoración del suceso histórico más importante de los últimos 170 años de la historia nacional, que tuvo su epicentro el 17 de octubre de 1945, día en que nació el movimiento político de mayor envergadura en nuestro país, IB24 dialogó con el histórico dirigente justicialista, Lorenzo Pepe, nacido el 22 de agosto de 1931 en Sáenz Peña, provincia de Buenos Aires. En su larga biografía como militante peronista, se destaca su participación en la CGT de los Argentinos, fue diputado nacional varias veces, y en la actualidad es el Secretario General del Instituto Nacional Juan Domingo Perón. 

¿Qué significó el 17 de octubre de 1945?

El peronismo ha expresado en profundidad el fenómeno socio-político que representó ese movimiento de masas multitudinario, no hay que olvidarse que en Plaza de Mayo ese día, al decir por el propio diario La Nación, oscilaron entre 700 y 900 mil ciudadanos que se volcaron sobre Diagonal Norte, Avenida de Mayo y el resto de las calles que desembocaban en la Plaza. Ese fue un movimiento multitudinario, multisectorial, que es muy importante esto porque la expresión multisectorial habla de diferentes ideologías, porque el peronismo fue tomado por mucha gente, inclusive por conservadores como los casos de Gerónimo Remolino y Héctor Cámpora, también trajimos a los mejores hombres de FORJA, esa juventud radical donde estaban Jauretche, Scalabrini Ortiz y Homero Manzi entre otros, también desde el socialismo vinieron. Mi papá venía del socialismo y fue quién me llevó de la mano ese día, yo tenía 14 años, así que viví toda esa experiencia casi sin quererlo, porque en esa época un padre te decía “dame la mano” y no podías decir como hoy “papá no me hagas pasar vergüenza, soy grande”, me agarró de la mano y desde Retiro a la Plaza de Mayo no me soltó. Otro que también venía del socialismo era Enrique Dickman, que no rompe con ese espacio y se incorpora el peronismo sin pedirle nada a Perón. Ese día fue una cosa casi milagrosa, porque la central obrera que le debía todo a Perón había convocado al paro para el día 18 de octubre, y es interesante que pasó por la cabeza de millones de argentinos que ese día salieron en todas las plazas del país, y no sólo en Plaza de mayo para exigir la liberación del Coronel Perón, ese día se dio uno de esos milagros que hacen los pueblos, y que hasta se le había adelantado a la CGT. Yo mismo me pregunto y me contesto esto, porque tengo la impresión que la gente había percibido que si no hacían rápidamente un movimiento para sacar a Perón de las manos de la oligarquía la cosa iba a estar más fulera. Entonces ahí salieron cientos de miles de trabajadores para la Plaza, había muchísimas mujeres ese día también, recuerdo las columnas que venían de los frigoríficos, británicos en su gran mayoría y que después Perón nacionalizó, como “La Negra” de Avellaneda y otros. Por eso reitero, fue un gran movimiento multisectorial, multipartidario con ideologías muy diferentes que en definitiva conformaron eses gran movimiento nacional y popular como no hay memoria en la historia tan corta que tiene nuestra República. El peronismo conformó el movimiento nacional y popular más importante de la historia argentina.

El peronismo, a partir del 17 de octubre, encarnó “una verdadera revolución que transformó definitivamente a la sociedad de los argentinos”

¿Se puede afirmar que esta revolución social y política que encarnó el peronismo, es la única en su característica a nivel global donde se transformó en profundidad, sin la necesidad de que se dispare un solo tiro?

Es la única, claro. Y además no hubo que llevar ni a un solo hombre al paredón para producir esto que acabás de señalar con tanta precisión, una verdadera revolución que transformó definitivamente a la sociedad de los argentinos, o sea, el sólo hecho de haber planteado la igualdad de oportunidad, cuando se le tenía negado a los hijos de los trabajadores, por ejemplo, acceder a las casas de altos estudios. En este sentido, lo que la gente no sabe de la Reforma de 1918, es que sólo consiguió, y que fue importante para esa época, fue la presencia de los centros de estudiantes y de los profesores en los consejos superiores académicos, pero la gratuidad que hizo Perón, como Secretario de Trabajo y Previsión, data de 1944, ojo, esto fue un salto cualitativo y extraordinario para los sectores humildes, los que no tenían posibilidad de acceder a las casas de altos estudios, y ahí empezaron a aparecer abogados, escribanos, ingenieros, etc., como contaba Florencio Sánchez en su obra “M´hijo el dotor”.

Comentarios

comentarios