Liu Xiaobo, primer Nobel de la Paz en morir bajo arresto desde 1938


Liu Xiaobo, escritor y profesor, fue condenado en el 2009 a 11 años de reclusión por subversión tras haber reclamado reformas democráticas. Es uno de los autores de un osado manifiesto, la Carta 08, que pedía elecciones libres.

Las cenizas del premio Nobel de la Paz y disidente chino, Liu Xiaobo, fueron esparcidas en el mar este sàbado, tras ser incinerado, en una discreta ceremonia en presencia de su viuda, cuyo futuro sigue siendo incierto.

 

 

Las autoridades divulgaron un video en el que se ve a su esposa Liu Xia y a otras personas sumergiendo en el agua una urna blanca, dos días después del fallecimiento a causa de un cáncer. Los restos del disidente fueron cremados, en la madrugada del sábado, lejos de la mirada de los medios, en Shenyang (noreste de China), donde Liu Xiaobo se encontraba hospitalizado hasta su fallecimiento el jueves pasado.

Liu Xiaobo, escritor y profesor, fue condenado en el 2009 a 11 años de reclusión por subversión tras haber reclamado reformas democráticas. Es uno de los autores de un osado manifiesto, la Carta 08, que pedía elecciones libres y división de poderes. En el 2010 fue galardonado con el premio Nobel de la Paz. A finales de mayo obtuvo libertad condicional y fue hospitalizado por un cáncer que se le había diagnosticado.

Tras la muerte del disidente, las miradas se vuelven ahora hacia su mujer Liu Xia, en arresto domiciliario desde el 2010. La ex poetisa y fotógrafa fue autorizada a visitar a su esposo en el hospital antes de su fallecimiento, pero sus contactos con el mundo exterior son muy limitados.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a Pekín a liberarla y a dejarla salir del país si así lo desea. “Hasta donde yo sé, la señora Liu Xia es libre”, afirmó ayer Zhang Qingyang, responsable de la municipalidad de Shenyang, sin más precisiones.

“El mundo debe movilizarse para salvarla, y rápidamente”, dijo el viernes el abogado del disidente en Estados Unidos Jared Genser. “Ella merece vivir el resto de sus días fuera de China en paz y tranquilidad”, afirmó.

Sus familiares y amigos aseguran que está en un frágil estado de salud después de pasar los últimos casi siete años bajo arresto domiciliario sin haber sido acusada de ningún delito. Por su parte, el comité Nobel noruego se declaró el viernes profundamente preocupado por Liu Xia, y exhortó al gobierno chino que la dejara salir del país. (Fuente: http://www.pagina12.com.a

 

Comentarios

comentarios

×