La Unión Europea y Canadá firman un polémico acuerdo económico

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

La Unión Europea (UE) y Canadá firmaron un polémico acuerdo de libre comercio, conocido como CETA por sus siglas en inglés, tras superar el conflicto causado por el rechazo de la región belga de Valonia.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el del Consejo Europeo, Donald Tusk, junto con el primer ministro de Eslovaquia y presidente de turno de la UE, Robert Fico, rubricaron ese pacto económico con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, tras siete años de negociaciones.

La cumbre UE-Canadá para la aprobación final del CETA estaba prevista para el pasado jueves, pero el rechazo de la región belga de Valonia condujo a la suspensión de la cita, al no existir la unanimidad requerida.

Después de la firma, Tusk señaló en su cuenta en la red social Twiter que el CETA va ‘más allá del ámbito del comercio y es una herramienta para luchar contra quienes solo ven fatalismo político’.

También declaró que ‘la alternativa al libre comercio es aislamiento y proteccionismo’.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que ‘con este acuerdo su país afirma su compromiso para asegurar un mejor futuro para todos los ciudadanos, tanto canadienses como europeos’.

Ante la sede del Consejo Europeo en esta capital, donde se celebró la cumbre, se manifestaron cientos de detractores del CETA.

Los protestantes temen que este acuerdo pueda reducir los actuales estándares ambientales y sociales, así como favorecer a las multinacionales y no a los ciudadanos.

El Parlamento Europeo deberá aprobar ese pacto el próximo enero y luego los legislativos nacionales de los 28 Estados miembros de la UE.

Comentarios

comentarios