Cristina pidió a la Asamblea de la ONU que “retome los poderes que delegó en el Consejo de Seguridad”


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy, al hablar en la 69ª  Asamblea de las Naciones Unidas, que ese cuerpo “debe retomar los poderes que ha delegado en un Consejo, ya que ahora tiene que pedirle permiso para ver qué decide”.

“Hay que rescatar a esta asamblea soberana de la ONU, donde cada uno de los países valemos un voto y se ejerce la verdadera democracia global”, advirtió la primera mandataria, quien sostuvo que “cuando esto se cumpla a rajatabla, no digo que se solucionará todo, pero creo que habrá principios de solución” para los mayores problemas del mundo.

Durante la asamblea, que fue presidida por la representante argentina ante la ONU, María Cristina Perceval, Cristina Kirchner sostuvo que la Argentina “es un triple ‘leading case’: en materia económico financiera, en materia de terrorismo y seguridad, y en materia de fuerza e integridad territorial”.

También expresó su agradecimiento a la Asamblea por haber votado mayoritariamente la resolución para comenzar a elaborar una convención que fije normas para las negociaciones de pagos de deudas soberanas y expresó su deseo de que “entre este año y el próximo, antes de la próxima asamblea general del 2015” se cuente con ese instrumento.

Consideró que esa medida fue un acto de “construcción de un ejercicio de multilateralismo activo y constructivo” que apuntará a que “a ningún otro país le pase lo que le está pasando a la Argentina” que “tiene capacidad de pago, voluntad de pago y que va a pagar” su deuda externa “pese al acoso de los fondos buitres”.

La Presidenta, quien fue aplaudida por sus pares presentes en varias oportunidades, denunció la situación que sufre el país generada por los fondos especulativos que, sostuvo, cuentan con “la complicidad del sistema judicial” de los Estados Unidos.

Sostuvo que “gran parte de los problemas que hoy tiene el planeta en lo económico y financiero, en materia de terrorismo y de seguridad, en materia de fuerza e integridad territorial, en materia de guerra o de paz, se debe precisamente a la ausencia de una multilateralidad efectiva, concreta y democrática”.

Al abordar el caso de la Argentina en materia de la negociación de su deuda externa, destacó que el gobierno se hizo cargo de las obligaciones heredadas y que “iniciamos este proceso de inclusión desde la bancarrota total y absoluta”.

Destacó que pese a que se está cumpliendo puntualmente con los pagos de la deuda reestructurada, los “fondos buitres amenazan y hostigan con acciones sobre la economía de nuestro país, provocando rumores, infamias y calumnias desde lo personal hasta lo económico y financiero, actuando como verdaderos desestabilizadores de la economía, en lo que se constituye –advirtió- en una suerte de terrorismo económico financiero”.

Estimó que de lograrse la aprobación de un instrumento que permita una renegociación justa y equitativa de las deudas de los países se alcanzará un “equilibrio económico y financiero que atacará las desigualdades económicas y sociales entre los países, y será un gran antídoto contra los que reclutan a jóvenes que no tienen ni esperanzas ni futuro y a los que enrolan en cruzadas locas que hoy todos tenemos que lamentar”.

Mencionó también las acciones realizadas por su gobierno y el de su antecesor, Néstor Kirchner, para tratar de lograr el esclarecimiento del atentado contra la AMIA y mencionó las críticas que recibió al firmar un memorándum con la República Islámica de Irán para que esta colabore en esa investigación.

“Esta semana nos venimos a enterar de que en el emblemático hotel de Nueva York Waldorf Astoria se reunieron el jefe del Departamento de Estado con su par iraní” y “nos gustaría preguntarle a los que acusaban a Irán y lo calificaban de terroristas el año pasado, qué dirán hoy” y “qué dirán de los que hoy conforman el ISIS que antes eran los Freedom Fighters contra el régimen de Al Assad de Siria”.

“Este –alertó- es un problema que tenemos:  desde las grandes potencias se cambia con demasiada facilidad el concepto de amigo y enemigo, terrorista y no terrorista, y tenemos que definir que no podemos seguir utilizando a la política internacional o a las posiciones geopolíticas par poder dirimir posiciones de poder”.

Evocó los pedidos del Papa Francisco por la Paz Mundial, y luego volvió a reclamar a favor de que la Asamblea de la ONU produzca el “definitivo reconocimiento de Palestina como un integrante más, pleno, de esta asamblea” lo cual “permitirá comenzar a desatar algunos de los nudos gordianos” que generan la crisis en Medio Oriente.

Recordó luego que la Argentina viene reclamando desde hace más de cien años por la soberanía de las Islas Malvinas y ante las Naciones Unidas para que el Reino Unido se siente a negociar con la Argentina en torno a esta cuestión “sin que ningún miembro del Consejo de Seguridad se preocupe por esto”.

“Mientras esto siga sucediendo, y valga más el voto de los cinco miembros permanentes del Consejo” que el de los demás miembros de la ONU,  “nada se va a solucionar y sólo serán discursos que daremos acá todos los años sin que arribemos a ninguna solución”.

“Esta asamblea –advirtió- debe retomar los poderes que ha delegado en el Consejo” para lograr que efectivamente sea un cuerpo soberano en el que “cada país tenga un voto que valga” igual que el de los otros países que lo integran.

“Es importante –afirmó – que reflexionemos profundamente sobre estas cuestiones y traer la certeza de que si esta asamblea de la ONU recupera su liderazgo, su mandato, ante la inobservancia por parte de muchos países de los derechos internacionales que le aplican a otros pero que ellos no cumplen, seguro que habremos contribuido fuertemente a la construcción de la paz, de la lucha contra el terrorismo y dejarle a nuestros hijos un mundo mejor”.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×