La política se degrada cuando los políticos actúan en función de los grupos económicos


B24-Están ya perfilándose los candidatos dentro del FPV. Vos sos  un actor importante  con la agrupación Octubres.  ¿Qué hombre representaría mejor el proyecto que ustedes defienden?

Hay muchos que nos parecen buenos, el kirchnerismo tiene los mejores hombres y mujeres para gobernar porque han hecho estos diez años de experiencia, porque tienen los mejores cuadros, porque son cuadros autonomizados de grupos económicos, y eso es vital. La política se degrada cuando los políticos actúan en función de los grupos económicos. Así que las opciones están en el FPV. Nosotros, en particular, estamos trabajando para que Julián Domínguez sea una alternativa válida al momento de que la presidenta pueda tomarlo a él como opción, y también para que sea conocido entre los vecinos de la provincia de Buenos Aires y en el país. Es el hombre que nosotros creemos que tiene que ir como candidato a presidente. Pero también hay otros, hay varios buenos.

IB24-Por otra parte, tienen en la vereda de enfrente lo que sería la oposición. ¿Qué análisis te merece eso?

La oposición es un concepto amplio, pero a veces se unifica detrás de los que plantean los medios de comunicación. A veces votan con autonomía, como la última sesión, en la que hubo un concierto de cacareos y enojos con la ley de abastecimiento, y hubo más acompañamiento en el proyecto de modificación de la ley de defensa del consumidor. En general se vienen oponiendo a los proyectos nuestros, deseable sería que la oposición tenga autonomía de los medios de comunicación y pudieran ser libres al momento de optar. Pareciera ser que a veces nos dan una señal de acompañar, pero tienen que decir cosas contrarias a las políticas públicas que lleva adelante el gobierno en los medios de comunicación, para conformar, sino también los medios de comunicación lo regimentan sacándolo de la escena.

IB24-Esto un poco también se comprueba cuando se oponen a la aprobación del pago soberano. A todas luces, uno debería pensar que es una legislación que beneficia la posición argentina en relación a la deuda externa y sin embargo, se oponen.

Sí, eso fue muy llamativo, muy triste también, porque el grupo de los 77 países más China, que son 136 países, dentro de la ONU habían llevado una propuesta, se votó con 140 y pico de países el acompañar el planteo de la Argentina de reestructurar el sistema financiero y de ponerle límite a la acción de los buitres. Y estos acá no fueron capaces de acompañarnos. Tenía un altísimo consenso en la sociedad el proyecto nuestro, de hecho la ley lo tiene. Dijeron que iba a haber maremotos, que iba a haber de todo por la aprobación de nuestro proyecto de ley, metieron miedo a troche y moche, y hasta ahora no sucedieron todas esas catástrofes ni esa apocalipsis que se había anunciado. Puede haber algunas crisis, pero son previas al tratamiento de esta ley, en particular con este proyecto de ley de pago soberano no sucedió nada que nos aislara del mundo o que profundizara el supuesto aislamiento del mundo que dicen que tenemos. Por el contrario, el proyecto nos llenó de solidaridad, nos rodeó de solidaridad, de todos los bricks, del G77+China, de muchos países europeos.

IB24-Esta postura firme de la presidenta ha resultado señera a nivel mundial en lo que hace al  tratamiento de la deuda externa.

Los países tienen que reestructurar su deuda, todos los países deudores quieren reestructurar su deuda. Y sobre todo aquellos que han llegado a situaciones límites, como el caso de Perú en su momento, son como 20 países los que han tenido procesos fracasados de reestructuración de la deuda, y Argentina superó eso, y vivió con recursos propios. Además, muchos de estos países tienen cargas pesadísimas de deuda, y como no tienen financiamiento terminan pagando intereses, nunca pagando el capital (como fue el caso argentino también), viviendo con recursos propios y además con recursos propios financiando el desarrollo de los países “centrales”. No es un problema del sector financiero esto, por lo menos nosotros creemos eso, el movimiento Oktubres cree esto. No es un problema del sector financiero, es una política del entramado de Estados imperialistas y de sectores financieros que construye estrategias donde a veces juegan los buitres, a veces el Fondo Monetario Internacional y el juez Griesa para condicionar el desarrollo de otros países, y sobre todo financiar el crecimiento de estos países “centrales”, que más que “centrales” debemos denominarlos “neocolonialistas” o “imperialistas”, que promueven el neoliberalismo como modo de producción para nuestros países. El neoliberalismo se lleva puesto una parte de Europa, y otra parte de Europa la hace emerger de la crisis que ellos habían generado. Estados Unidos reformó su Banco Central para poder tener guita y alternativas para salir de la crisis, emiten como locos y desarrollan, detrás de su complejo militar e industrial, el más formidable mecanismo de crecimiento y apoyo a la industria que tiene un país. Así que no son solo los fondos buitres ni es el malo el juez Griesa, es un dispositivo, una política internacional.

IB24-Apelando a tu rol de militante, y como hombre del Proyecto Nacional , ¿cuáles te parece que serían las grandes leyes que quedan pendientes aún ?

Nosotros venimos diciendo, en el marco del grupo San Martín, y también por la parte de los Octubres, que necesitamos reordenar territorialmente la Argentina, porque ya no da más la Argentina de una gran “conurbación” y una “capital-puerto” que defina la agenda del país, que termina siendo como un reflejo por liderar el desarrollo y las ideas del país. Se termina pensando en Formosa en relación a lo que se actúa en la Ciudad de Buenos Aires. Nosotros necesitamos reordenar territorialmente, volver a poner el centro en la producción y en las economías regionales. La capital es funcional, como ciudad-puerto, a la exportación de materias primas de la pampa húmeda, y es verdad que la Argentina no depende de la pampa húmeda. Sí hay una cuestión fiscal, en la cual es vital las exportaciones de la pampa húmeda. En las economías regionales se explica mucho el crecimiento del producto bruto interno, como del sector industrial, y hay economías regionales que le dan vitalidad a gran parte de la Argentina. Hay regiones enteras que no están contempladas en el proyecto de país de la pampa húmeda. El sector petrolero va teniendo un desarrollo muy marcado, que es el 24% del PBI en Mendoza, más del 30% en Neuquén. En grandes provincias el petróleo es lo que es la soja para la pampa húmeda. Nosotros necesitamos volver al campo, a la producción periurbana de alimentos, combatir la idea de que la producción de alimentos es el agronegocio, que si bien existe el agronegocio y es una oportunidad también para la Argentina en términos de desarrollo capitalista, también es cierto que necesitamos producir los propios alimentos para garantizar la nutrición adecuada con productos de nuestra tierra y de nuestras regiones. Hay ciudades que todavía no son autosustentables en materia alimentaria. Nosotros hablamos de 500 ciudades en condiciones de pensarse bajo este concepto de autosustentabilidad, y un número similar de ciudades pequeñas y pueblos que hay que pensar y hacer. Como Perón hizo las políticas de colonias, que democratizó el acceso a las tierras de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, necesitamos colonizar el territorio del Norte argentino y de de la Patagonia en una lógica productiva. Así que para nosotros la capital es importante. Nosotros creemos que la logística y la energía son dos temas vitales, para eso necesitamos aliados, porque no es que estamos en economía de posguerra donde tuvimos los recursos para decir “con estos trenes y estos barcos voy a hacer los planes quinquenales que quiero desarrollar, porque tengo condiciones, tengo financiamiento público”, sino que hoy nosotros necesitamos en este mundo en crisis, con crecimiento escaso, generar las condiciones para que la Argentina crezca contra-cíclicamente, entonces eso implica tener dólares, implica también una ley de reforma del sector financiero. Es otro tema que ha quedado pendiente, que avanzamos bastante con la reforma del Banco Central, pero las entidades financieras amenazan permanentemente, que se llevan de a decenas de miles de dólares cada vez que hacen corridas bancarias. Hay que ordenarlo, controlarlo, nacionalizarlo, más de lo que lo hemos nacionalizado (porque ha habido un proceso de nacionalización de entidades bancarias en este período en una lógica de reformas que hoy necesitamos acelerar porque hay restricción externa) y esta crisis de financiamiento a raíz de la escasez del dólar la debemos superar capturando una parte de la renta logística de los barcos y de los puertos fundamentalmente, y capturar renta petrolera y agropecuaria para seguir desarrollando en la Argentina. Lo hemos hecho en todo este período, ahora viene la nueva ley de hidrocarburos, pulseamos por la renta agraria con los sectores concentrados. Lo que tenemos que terminar de superar, más allá de las cuestiones legislativas, es una pelea que hemos dado muy bien, la presidenta es docente siempre, que es que no hay proyecto de todos los argentinos donde prime lo individual, donde prime el interés sectorial. Si los sectores concentrados no entienden que tienen que colaborar con el desarrollo (cuestión que a veces parece una utopía, porque no da la sensación de que haya altruismo en los sectores oligárquicos y aliados con el imperialismo), pero si estos sectores no lo entienden tiene que haber una conciencia nacional y social que empuje y que sostenga las reformas que llevamos adelante. Pareciera ser que los sectores medios, por alguna maniobra que quizás no hayan sido las mejores (como el control de cambio, que se decía “cepo cambiario”, o la restricción del “dólar turista” y cosas livianas que afectaron las vacaciones de gente que cree que su bienestar es fruto de su propio esfuerzo y no de uno colectivo), y si no resolvemos eso es difícil seguir avanzando. Entonces, reformas económicas, y conciencia social y política nacional de todos los argentinos.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×