Hacer el país con la historia y el federalismo en el presente vivo


Este periodista caminó el país para hacer una estimación de la propuesta. Se encontró con que el actual titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, llamaba un día a realizar un homenaje a Estela De Carlotto y poco después, se movilizaba a una ciudad de la provincia de Buenos Aires ante una demanda o frente a un acto. De pronto reaparecía en Santa Victoria Oeste, en el chaco salteño para compartir el encuentro cultural que todos los años, prepara el artista Chaqueño Palavecino.

Reflexionaba luego, en paréntesis en aquel pueblo de esa Salta que a veces aún huele a olvidos, y apuntaba en borrador, que la propuesta del diputado se afirmaba de ese modo, en el mismo ejercicio de su labor. Lo que no es común. Y rescataba un dato principal en la jerarquización de los temas: el carácter federal de la propuesta.

Julián Domínguez lidera el Movimiento San Martín desde su lanzamiento, en febrero de 2013, integrado por dirigentes políticos, académicos,  docentes, trabajadores y empresarios.  La idea de este primer tramo, consiste en arribar al próximo Bicentenario de la Independencia de la Patria, con una adhesión que implique dar los primeros pasos en el rumbo de una transformación que recoja la historia nacional y regional, y la ponga en términos del hacer nuestro de estos días. Se significarían así, aportes de mujeres y hombres que trabajan en movimientos sociales, la representación política, parlamentaria y territorial, espacio en el movimiento obrero, la ciencia, la cultura y las organizaciones empresarias. “Se trata,  de caminar en una ampliación de la mirada del presente para contar con elementos que permitan planificar en un sentido de proyección del presente hacia el futuro nacional.

Leí declaraciones de Domínguez en torno al enfrentamiento con los fondos buitres, señalando que había que recurrir a la experiencia de 1845, cuando el gobierno de Juan Manuel de Rosas, enfrentó al bloqueó anglo francés. En ese hecho, encuentro la relación entre pasado, presente y futuro, y la visión del federalismo como una continuidad histórica. Y ahí se instala, la necesidad de cambiar el punto de mira para compartirlo con el país y su pueblo. Una capital que exprese el punto de mira desde el cual se realiza el abordaje de “lo que vendrá”, es perdonando la repetición de un término, un asunto capital. El nivel de los integrantes del colectivo habla del desafío que se propone.

Santiago del Estero por otra parte, es “madre de ciudades”, y el lugar donde nació una de las primeras industrias del país: la del azúcar. Que nació allí, cuando el país se mostraba en sus albores desde el corazón de la tierra donde iba a mostrar su fe sin quebrantos en formar parte, en ser parte. Santiago es una cultura de saberes propios, de mixturas de sueño incalculable. Y es parte de una región en la que la renovación de los cursos de agua, van a generar un espacio agrícola de producción de alimentos, unida a la creación de nuevas ciudades y colectivos humanos que serán parte de esa epopeya.

La Argentina del petróleo en el sur, la alimentación en el centro, la pampa reestructurada, es el paso en adelante que superará a la avaricia sojera (etapa en tiempo de descuento). La propuesta federal de abrir campo a reformular el país, que es lo que plantea conversar, compartir, el Movimiento San Martín que lidera Julián Domínguez, es entonces, una opción para definir el atajo que lleva a hacer el país de la Patria Grande ahora.

Por: Ignacio Campos

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×