Juez denunció un apriete de la periodista Romina Manguel


“Doctor, el Diario La Nación me encargó una nota sobre usted. La puedo hacer con o sin usted ¿qué prefiere?”, le dijo Manguel al juez Carlos Rozanski.

“Carlos Rozanski, el polémico juez acusado por sus propios empleados”, es el primer título que uno lee cuando busca el nombre del magistrado en Google. Se trata de una nota del diario La Nación, escrita hace cinco años por Romina Manguel, en la que se intenta dar la imagen de un juez autoritario e insensible.

No es casualidad: el matutino que fue cómplice civil de la última dictadura y que hoy pide prisión domiciliaria para los genocidas carga contra el hombre que tiene a su cargo nada más y nada menos que los juicios por crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado.

En diálogo con el programa radial de la Revista Hamartia, No Nos Queda Otra, Rozanski contó que estas presiones son “históricas” y que han inventado desde que pertenece a Justicia Legítima hasta que tuvo un encuentro que jamás existió con el ex secretario de Justicia, Julián Álvarez.

“Es muy grave porque eso multiplicado termina incidiendo en la opinión pública porque yo no puedo ir a cada persona a decirle “no estuve sentado en ese lugar, jamás tomé un café con esa persona, no pertenezco a Justicia Legítima”, no puedo, son millones de habitantes…”, cuestionó.

Son mensajes mafiosos que se mantienen en el tiempo porque en el fondo lo que se hace es defender intereses económicos muy fuertes, muy concretos, que son lo de los medios masivos

Respecto a la nota de Manguel, relató: “Me llamó por teléfono y me dijo: “Doctor el Diario La Nación me encargó una nota sobre usted, la puedo hacer con o sin usted ¿qué prefiere?”. Esto es textual, dicho por Romina Manguel. Yo preferí que la hiciera conmigo para tener la chance de poder decir algo, aclarar algo, para que sea menos dolorosa y menos mentirosa la nota. No sé sí logré mucho porque si me vio pelirrojo… Mucho no logré. Pero lo que estoy contando se ve de esa manera”.

“No son llamados agradables… Que te digan “lo hago con usted o sin usted, qué prefiere”… Son mensajes mafiosos que se mantienen en el tiempo porque en el fondo lo que se hace es defender intereses económicos muy fuertes, muy concretos, que son lo de los medios masivos”, denunció.

Respecto a la prisión domiciliaria de Etchecolatz, Rozanski opinó: “Creo que hay que estar muy atentos a los climas sociales y sobre todo a aquellas cosas que terminan implicando retrocesos en extraordinarios avances sociales como los que hubo en Argentina por más de una década”.

“Percibir que puede haber retrocesos en ese aspecto, es muy triste y doloroso” -admitio´- pero “a mí entender, esos retrocesos son algo momentáneo. Los avances sociales no admiten retrocesos demasiado grandes. Esos avances son de la sociedad completa, no de un gobierno y, por suerte, los hemos tenido también en la justicia”, manifestó.

Comentarios

comentarios