Jardín N°929 de Florencio Varela : una casa de sonrisas

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

La murga combinaba en su ritmo la alegría de la danza y el colorido de sus vestimentas tradicionales durante una mañana primaveral en el barrio Santa Marta. Las calles repletas de niños, adolescentes y adultos configuraban el escenario ideal para una celebración especial: el Jardín N°29 conmemoró el vigésimo quinto aniversario de su fundación.

“Los Pitufos” de la Sala Azul, “Caritas Felices” de la Sala Verde, “Los Pimpollos” de la Sala Lila y “Las Estrellas” de la Sala Roja desfilaron por al compás de “TutáTutá” -un clásico de los Auténticos Decadentes- y “La vida es un carnaval”, compuesto por la artista cubana Celia Cruz.

“Armamos una gran fiesta de cumpleaños junto a los alumnos, sus padres y todo el equipo docente. Es una manera de que todos ellos se sientan partícipes”, detalló la Directora del establecimiento, Karina Staniscia.

Además, reconoció a cada uno de los partícipes en lacelebración por su aporte. “Continuemos por un camino de crecimiento y re-pensemos nuestras prácticas para obtener mejores resultados con el paso del tiempo”, afirmó.

El mandatario comunal -Julio Pereyra- envió un mensaje de agradecimiento y sus felicitaciones a través de la Subsecretaria de Cultura y Educación. “Miro el rostro de los nenes que asisten a clases en estas aulas y pienso que estamos en un semillero donde gestar grandes personalidades capacitadas para llevar adelante los destinos de Florencio Varela, la Provincia de Buenos Aires o la Nación”, reflexionó Julieta Pereyra

Posteriormente, la funcionaria resaltó la importancia de la colaboración comunitaria. “Ver a tantos padres que acompañan a sus hijos es una hermosa señal y un gran orgullo: simboliza el amor del barrio por la entidad”, afirmó.

Cecilia DeMonte obtuvo una mención especial como “madre fundadora” debido a sus acciones para preservar la institución durante más de dos décadas. Recordó sus inicios como una olla popular y la mutación hacia un ámbito de apoyo escolar.

“Lo mejor que tenemos acá es el jardín. Por ese motivo, las personas ayudan a cuidarlo para que los más chiquitos tengan un hermoso lugar donde aprender”, remarcó. Las reformas en la estructura edilicia posibilitaron el aumento de su capacidad para albergar a 120 estudiantes.

El Jefe Distrital de Educación, José Cerone, valoróel aspecto académico: “El acceso al nivel inicial de educación para los chicos de la zona favorece enormemente la trayectoria pedagógica de los alumnos durante las instancias posteriores”.

“Logramos modificar la percepción de las familias: antes, era un lugar donde los nenes venían a almorzar; Hoy, vienen a capacitarse. Sin embargo, el amor es el mismo porque lo sienten como su propio hogar”, reveló Staniscia.

Comentarios

comentarios