IOMA apuesta a crear ambientes saludables


El presidente de la obra social recomendó “tomar acciones concretas para reducir la cantidad de muertes por cardiopatías y por accidentes cerebrovasculares (ACV)”

 

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17,3 millones anuales, muchas de ellas prematuras. Y se espera que esta cifra aumente a 23 millones para el año 2020. Sobre este escenario, cada 29 de septiembre la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation) celebra el Día Mundial del Corazón en más de cien países, con el objetivo de promover medidas preventivas y concientizar sobre la importancia de luchar contra las enfermedades cardiovasculares.

La  Organización Mundial de la Salud pretende reduccir el 25% la mortalidad prematura por ECV en 2025, pero para eso hay que empezar desde ahora.

La campaña 2014 tiene como premisa crear ambientes saludables para el corazón en los lugares donde uno vive, trabaja y se dispersa o juega, de modo de disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, que puede prevenirse siguiendo una alimentación sana, practicando actividad física y abandonando el tabaco.

Para crear un ambiente saludable en nuestra casa es importante limitar los alimentos preenvasados que a menudo son altos en azúcar, grasa y sal, incorporar frutas y verduras en las comidas, y declarar al hogar ambiente libre de humo.

Para ser activo es necesario limitar las horas frente al televisor y la computadora, y organizar actividades al aire libre como andar en bicicleta, caminar o recrearse en el jardín.

Las comunidades saludables son aquellas que mejoran la calidad y cantidad de actividad física en escuelas y guarderías, además de crear y mantener barrios con plazas bien iluminadas para realizar actividad física.

También es clave incentivar la creación de kioscos saludables en las escuelas y el trabajo; declarar y mantener ambientes laborales libre de humo y  tratar de movilizarse a pie o en bicicleta. Otra buena opción es subir las escaleras en vez del ascensor.

Bajo esta premisa, IOMA creó la Comisión Multisectorial para declarar a su edificio “libre de humo de tabaco” y convertirlo en un espacio saludable, promoviendo la salud de las personas que trabajan o acuden al mismo. Está demostrado que este tipo de intervenciones mejora la calidad y aumenta la expectativa de vida de la población involucrada.

Desde la Unidad de Prevención y Promoción de la Salud de IOMA proponen “que cada uno tome la posta en  crear ambientes saludables para el corazón en sus casas, autos y trabajos, para promover la salud y el bienestar”, sobre los tres pilares básicos: alimentación sana, actividad física y la cesación tabáquica.

En el marco de las actividades previstas para el Día Mundial del Corazón, la Unidad realizará el lunes 29 de septiembre el “semáforo de los factores de riesgo”, destinado a los alumnos del Instituto Superior de Educación IOMA (ISEI) y a los del curso de Cuidadores Domiciliarios.

La actividad, que se desarrollará desde las 10 de la mañana en la sede del ISEI, en 15 y 48, consistirá en tomar la medida de la cintura, el peso y calcular el índice de masa corporal, además de medir la presión para calcular el riesgo cardiovascular que presente cada uno de los interesados en hacerse el examen. A aquellos cuyos valores encuadren en los colores amarillo o rojo se les entregará folletería con consejos para cambiar hábitos de vida y volverla más saludable.

El presidente de IOMA, Antonio La Scaleia, puso el foco en la necesidad de “tomar acciones concretas para reducir la cantidad de muertes por cardiopatías y por accidentes cerebrovasculares (ACV)” al tiempo que resaltó como aspecto positivo que “el 80 % de estos eventos prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo del tabaco son fundamentales”.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×