Incidentes en H.C.Deliberante Necochense


Inmediatamente después de conocido el fallo de la Corte Suprema de Buenos Aires que validó las

acciones en torno a la destitución de Horacio Tellechea, la Unión Cívica Radical no se hizo esperar.

Con el concejal Alberto Esnaola a la cabeza de la campaña, instalaron durante toda la semana
la necesidad imperiosa de convocar a elecciones anticipadas en nuestro distrito para elegir a un
intendente por un período de un año, hasta terminar el mandato del profesor Tellechea.

Sin embargo, a la hora de tratar el asunto, las cosas se pusieron complicadas.

Un grupo de vecinos embanderados tras la consigna “no al golpe en Necochea” se hizo presente en

el recinto, repartiendo volantes en defensa de Tellechea y pidiendo que se respete el voto popular.

Durante su intervención, Esnaola hizo caso omiso al contingente de personas situadas a sus
espaldas, lo cual incrementó el clima de tensión, a tal punto que una vecina se acercó hacia el
concejal para increparlo. El concejal Diez, socio de Esnaola, acudió a su ayuda.

Momentos de confusión se vivieron entonces en el establecimiento. La vecina cayó desmayada al
piso producto de la crisis de nervios que se encontraba atravesando. El presidente del HCD, Pablo
Aued, llamó inmediatamente a un cuarto intermedio.

Al volver, se reabrió la discusión sobre el mencionado proyecto, cuya votación culminó con 10
votos a favor y 8 en contra. El bloque de concejales de Unión Peronista-Partido FE, que en palabras
de su presidente Arturo Rojas no tenía hasta entonces una posición unificada, acabó por votar
unánimemente por la aprobación. Por su parte, el concejal Mario Labattaglia del Partido Socialista
no estuvo presente en la sesión y lo reemplazó la concejal Haro, por lo cual los 4 votos del bloque
de UNEN fueron de la UCR.

Segunda sesión ordinaria del Concejo Deliberante que transcurre con incidentes mediante. Cuando
de crisis institucional se trata, no hay mejor ejemplo que esto. Y Esnaola fue, sin dudas, el dueño de
la escena.

El veneguismo, por su parte, no hizo más que lo lógico: abogar a la aceleración de unas elecciones
en las cuales saldrían posiblemente beneficiados.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×