Ignacio Campos: SMATA separó al diputado nacional Oscar Romero


Ignacio Campos

El SMATA definió la salida de su cargo en el Consejo Directivo Nacional, del diputado Oscar Romero. Si bien se expresa que se trata de un problema institucional, es la consecuencia de los escándalos económicos que provocó con un viaje a Roma con 11 referentes justicialistas de Junín, aparentemente pagos por el titular de Diputados de Cambiemos, Emilio Monzó, y el nombramiento de su familia y su carnicero en cargos de Diputados y Senadores. Romero jugó con Massa, con Macri, con el kirchnerismo para recalar ahora con Florencio Randazzo, que lo vendía como hombre del SMATA y del MASA. Si la corrupción tiene un límite, este fue el suyo.

El gremio, a través de su secretario general, Ricardo Pignanelli señaló que fue separado de su cargo de responsable de Relaciones Institucionales del gremio y dejó en claro que dan libertad a sus afiliados respecto de las decisiones electorales. Queda de todos modos en claro, que hay un trasfondo que se reveló en los medios y que dejó a Randazzo sin una de sus espadas más visibles, el hombre que dividió en Diputados el bloque del Frente para la Victoria.

Romero fue responsable de romper el Frente para la Victoria con Diego Bossio, titular de ANSES con el gobierno de Cristina, para armar el Bloque Justicialista con el que se vendía a macristas y massistas para ganar espacio económico. Su avaricia es posible que haya sido la marca del final. Desesperado en los tramos finales de su camino, se puso bajo el ala de Florencio Randazzo, que entre titubeos, idas y vueltas, lo convirtió en uno de sus referentes. Así como el ex hombre de los trenes es tímido, Romero se lanza sobre cualquier objetivo donde huela una ventaja como un tigre viejo. Con su expresión de profesor libidinoso, el breve flequillo cayendo sobre su frente, degustaba largas cenas en restaurantes de Puerto Madero y otras zonas del centro porteño, donde salía con pesadas facturas que pasa como gastos en tiempos recientes, a la Cámara.

Romero se lanza sobre cualquier objetivo donde huela una ventaja como un tigre viejo

En los últimos años sus actitudes, lo distanciaron de sus propios compañeros en el gremio y SMATA es una organización que no deja pasar esos giros, impropios de sindicalistas con una historia limpia. Por eso, no estuvo semanas atrás cuando se inauguró el Sanatorio Materno infantil San Cayetano en el barrio de Mataderos. Al evento concurrió el Presidente Macri, a quien Romero acompañó en un viaje a Europa y sacó ventaja de los contactos. De allí salió un viaje a Italia con once referentes del PJ que recibieron para gastos, 25 mil pesos cada uno aportados por Romero, a quien señalaron por twitter, expresando que los había aportado Emilio Monzó.

El malquerido de Junín 

Fue un periódico digital, “Semanario de Junín”,  quien reveló que Romero había colocado a su esposa con sueldos en Diputados y Senadores (lo que no es legal pero “dale nomás, Romerito”), a su hijo en Diputados, al secretario general de SMATA Junín en Diputados y ahora se reveló que la esposa, del carnicero de Romero, Alberto Fiori, a cargo del sindicato mecánico en la ciudad del oeste bonaerense, ostenta un cargo en el parlamento platense.

Romero a su vez, cobra un sueldo relacionado con la actividad autopartista: lo que se dice, en tiempos de hambre, su propuesta es individual y consiste en juntar dinero como sea porque se estima que esos sueldos a granel, van a las arcas del diputado y quedan algunas migajas “por representación” en manos de otros. La suma total anda por los 400 mil pesos mensuales. Por lo visto, dicen en Junín, Romerito “echó toda la carne al asador”.

Hace meses que el rostro sonrosado, profesoral, ahora de rigurosos anteojos como si fuera a la secundaria a dar una lección, no se ve. “Semanario de Junín” lo dejó muy mal parado al reproducir la juerga de su viaje a Roma cuando sus compañeros, por twitter, contaban al pueblo que Romero pedía que no cuenten que Emilio Monzó se “había puesto” con una suma posiblemente superior al medio millón de pesos para “bancarle” pasajes, estadías y dinero para divertirse.

Ahora el diputado que dejó colgado de apoyo gremial a Randazzo, y que se queda sin banca para la próxima, seguramente recordará el refrán popular que reza: “ver Roma y después morir”. Claro, la cultura popular no es el fuerte de Romerito, más bien es un buen cultor de la soberbia que lo hace rechazar el contacto con el periodismo al que en estos días, como se vio también en “Ámbito Financiero”.

Intentó entonces colgarse de la candidatura de Randazzo y aparecer como hombre del SMATA y representante del MASA, que lidera Omar Viviani. Se quedó sin el pan y ahora esconde la torta

El gremio rechazó su presencia al inaugurar el importante Sanatorio Materno Infantil, un esfuerzo encomiable en favor de los trabajadores, y no fue invitado a una asamblea días después que confirmó el apoyo unánime del que goza Ricardo Pignanelli. Intentó entonces colgarse de la candidatura de Randazzo y aparecer como hombre del SMATA y representante del MASA, que lidera Omar Viviani. Se quedó sin el pan y ahora esconde la torta.

Romero era rechazado por sus compañeros mecánicos hace tiempo. Sus amigos personales, algunos de su juventud en Escobar (no es originario de Junín sino un “busca” por lo que se sabe), lo rechazan y algunos le expresaron su disconformidad por su proceder lindante con el delito y no le hablan.

Con la guita, fatal

El aumento de hasta 30 mil pesos extra para los diputados nacionales ya es un hecho. El presidente de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, confirmó  que firmó la resolución para subir los gastos de representación de los actuales 10 mil pesos, a 20 mil pesos. Y sube el reembolso para los tramos de pasajes aéreos y terrestres, que en caso de ser canjeados en su totalidad podrían representar hasta 20 mil extra en el bolsillo de un legislador.

Falta ahora saber qué hará Emilio Monzó que tal vez pagó con cargos a la carta una adhesión que se fue consumando peso a peso. Lo razonable es que hará el Congreso de la Nación y el Parlamento bonaerense ante el escándalo que ya está en los medios. Por lo pronto, su gremio hizo lo que se debe, lo separó por eso que tiene Romerito que lo emparenta con algunas letras de tango como la que dice “chorra (o), vos, tu vieja y tu papá”.

Si para muestra basta un botón: se dispone a cobrar el aumento de $ 30 mil pesos más gastos en el Congreso y lo hará si los diputados dejan que “siga la joda”.

 

Comentarios

comentarios

×